Comunicar todavia es un gasto sin control

  Actualidad

Comunicar todavia es un gasto sin control

759 procesos de contratación directa de comunicación se firmaron en cuatro meses.

Referencial. 759 procesos de contratación directa de comunicación se firmaron en cuatro meses.

Informar es una tarea costosa para el Estado. Las entidades públicas, en su mayoría, continúan contratando servicios de comunicación bajo régimen especial pese a que los costos son más elevados. Solo en cuatro meses, según el Servicio Nacional de Compras Pública (Sercop), se gastaron más de 27,66 millones de dólares por actividades de comunicación y difusión.

El monto, sin embargo, podría ser menor si las autoridades estatales optan por concursos y licitaciones en lugar de contrataciones directas. Las normas de compras públicas -que se redactaron durante el gobierno del expresidente Rafael Correa- permiten que los servicios de comunicación se adjudiquen sin concursos o mecanismos transparentes.

La justificación legal es que hay procedimientos urgentes que deben comunicarse a la ciudadanía y por eso se esquivan los trámites de compra tradicional.

Silvana Vallejo, directora general del Sercop, está de acuerdo con el tratamiento especial en caso de emergencia. Ella reconoce, de todas formas, que hay campañas de difusión y hasta fiestas locales que no son urgentes y pueden planificarse para obtener un mejor precio.

No es lo mismo adjudicar por emergencia a un solo proveedor que hacer un concurso con varias ofertas para conseguir la más económica y eficiente para el Estado.

¿Quiénes contratan más? EXPRESO accedió al detalle de contratos de comunicación firmados por el Estado desde enero hasta mayo de este año. En la lista se incluyen las adjudicaciones del gobierno del presidente Lenín Moreno, alcaldías, prefecturas, juntas parroquiales, empresas públicas, ministerios, secretarías, hospitales, el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS), entre otros.

De todos ellos, los gobiernos provinciales y municipales -con sus empresas públicas- son los que más usan los procesos directos para contratar servicios de comunicación. En un ejemplo, la Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Guayaquil tiene varios procesos iniciados y adjudicados ante en el portal de Compras Públicas. El 29 de abril, la entidad publicó dos procesos por cerca de 30.000 dólares para la difusión de información institucional en diferentes plataformas. La transacción se cumplió de manera exitosa.

No fue el único proceso adjudicado. Esa empresa municipal tiene otros contratos firmados en lo que va del año por más de un millón de dólares. Uno de los más altos fue presentado el 1 de abril por 92.000 dólares.

Incluso el Municipio de Guayaquil contrató servicios específicos de manera directa. El 3 de abril lanzó el proceso por 335.000 dólares para la impresión de 50 fascículos coleccionables sobre el Bicentenario de la ciudad.

Aunque el fuerte de comunicación se concentra en gobiernos locales, la Presidencia de la República también hizo gastos importantes. En lo que va del año adjudicó dos contratos: uno por 15.800 dólares para un comercial de la campaña ‘Mis Mejores Años’. También se entregaron 156.900 dólares para la creación de campañas para impulsar el consumo de leche, prevenir la muerte materna y neonatal y evitar el consumo de drogas.

Este Diario consultó con Andrés Michelena, secretario de Comunicación del Gobierno, sobre el mecanismo de contratación. Él dijo que el gasto se enfocó “en la promoción de programas sociales”.

Los contratos

Gobierno

Según la Secretaría de Comunicación, el gobierno del presidente Lenín Moreno ha gastado cerca de 4,4 millones de dólares para la difusión de programas sociales. Sus autoridades aseguran que los contratos no son de propaganda.

Seguro social

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) también inició procesos de contratación para comunicación y difusión. Uno de los proyectos más grandes, por más de 300.000 dólares, fue declarado desierto en el sistema del Sercop.

Estadística

Entre enero y abril de este año, el Estado presupuestó 27,7 millones de dólares en contratación directa y sin concurso para servicios de comunicación. Las entidades gastaron casi todo el presupuesto en 759 procesos.

html