Actualidad

Compromiso

El mundo se debate esta semana ante tristes noticias: el bloqueo frente a las evacuaciones de Alepo, la explosión de un mercado pirotécnico en México, los atentados contra una feria navideña en Berlín, el asesinato del embajador ruso en Turquía, del que, más allá de la sombra de la muerte, aún no se conocen sus efectos. Y las noticias en nuestro país, que nos han mostrado estos días la fragilidad de la vida, cuando esta termina en manos de los excesos de la delincuencia.

Ante estos hechos y en una semana especial, en la que el mundo cristiano recuerda el nacimiento de Jesús, nos preguntamos ¿qué podemos hacer cada uno de nosotros para realizar el mensaje de paz que significa el advenimiento del hijo de Dios? Y si bien en nuestras manos no descansa la responsabilidad directa de tomar las decisiones trascendentes para el planeta, sí reposa la posibilidad de hacer del espacio personal que incide en nuestro entorno un mundo mejor.

En esta época de Navidad se nos invita a regalar a nuestro alrededor, sentimientos y acciones que solo cada uno de nosotros puede trabajar, así por ejemplo, el perdón y la reconciliación con quienes nos han ofendido, la comprensión y la tolerancia para aceptar el pensamiento y las razones de los otros, lo que implica el respeto a los demás, que nos permite comunicarnos sin ofensa y pudiendo escuchar lo que otros creen. Esto puede proporcionarnos un cambio importante. Regalemos en esta fecha la sencillez para aceptar errores y despojarnos de la altivez que a veces gobierna nuestra vida.

Desde nuestra parte del mundo, un trato diferente a los otros puede ser ese espacio significativo que, replicado en muchos, permitiría darle a esta época -y por qué no a todo el año- un poco de la paz necesaria para las relaciones interpersonales, que son tan complejas. A veces un esfuerzo que se agota día a día se traduce en un trabajo significativo de la forma de vida.

A lo mejor nuestro aporte a los grandes problemas que enfrenta la humanidad, puede empezar con un cambio de actitud. ¡Feliz Navidad!

colaboradores@granasa.com.ec