Comicios avanzan en silencio

  Actualidad

Comicios avanzan en silencio

Hasta mediados de diciembre se aprobará el Plan Operativo Electoral 2021. Hay expectativa en el CNE por las reformas electorales que se debaten en la Asamblea.

Revisión. En el primer trimestre de 2020 deben estar definidos los recintos electorales, así como las bodegas e instalaciones que serán alquiladas.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) tiene un ojo puesto en las reformas y el otro en los próximos comicios. El organismo ya ha adelantado, al menos, cinco pasos en la organización de las elecciones presidenciales y de asambleístas previstas para febrero de 2021.

El arranque se produjo el 21 de septiembre, 17 meses antes de la fecha prevista para los comicios generales, y aunque parecería que empezó con demasiada antelación, los técnicos del CNE aseguran que iniciar más tarde puede poner en riesgo todo el proceso.

Lo primero que se hizo fue un taller con los coordinadores nacionales del organismo y la presidenta del CNE, Diana Atamaint, para disponer los lineamientos y directrices sobre los que deben trabajar el Plan Operativo Electoral (POE) 2021, por departamentos. Este plan es fundamental porque permite definir los cambios y mejoras que se requieren para los comicios y proyectará el presupuesto que será necesario para comenzar a implementar la segunda fase de la organización electoral, que arrancará en cinco semanas.

El POE debe estar listo hasta el viernes para un análisis y revisión inicial. Los primeros días de diciembre se prevé incluir las correcciones. Y a más tardar el 15 del próximo mes debe estar terminada la propuesta definitiva, en la que se conocerá, por ejemplo, qué modificaciones y mejoras se deben aplicar al cuestionado Sistema Informático Electoral.

▶ Lee también: La reforma electoral avanza a paso lento

Atamaint asegura que ya están trabajando en el tema tecnológico y que hay la posibilidad de mejorar los procesos, “que tienen que ser más ágiles”. Para ello recogen las observaciones que hizo la Organización de Estados Americanos (OEA) y otras misiones electorales que observaron los comicios seccionales, así como de la Contraloría General del Estado.

No todos en el CNE están convencidos de que se haya adelantado mucho en esas mejoras. El vicepresidente del organismo, Enrique Pita, señaló que mucho se teme que no se logre optimizar el sistema informático a tiempo, pese a que las autoridades electorales dicen haber hecho acercamientos con países, universidades y expertos en la materia.

Lucy Pomboza, coordinadora nacional de procesos electorales, le dijo a EXPRESO que esta semana habrá talleres en las sedes que ha definido el CNE a nivel nacional: Azuay, Guayas, Pichincha, Loja, Tungurahua y Orellana. “Con todo este trabajo, a finales de año tendremos aterrizada la planificación de las elecciones, incluso con presupuestos que deben ser aprobados por el pleno”.

Sin embargo, la planificación podría sufrir algunas modificaciones logísticas y presupuestarias dependiendo de las reformas al Código de la Democracia que apruebe la Asamblea Nacional, posiblemente esta semana. Para el miércoles está convocada la votación. Por ejemplo, podrían eliminarse las circunscripciones electorales o cambiarse el método de asignación de escaños para los legisladores.

Proyección de costos

Elecciones por $ 170 millones

Aunque no hay datos exactos, el Consejo Nacional Electoral ya hizo una proyección de lo que podrían costar los comicios presidenciales, de asambleístas y parlamentarios andinos del 2021.

La presidenta del CNE, Diana Atamaint, hizo conocer al Ministerio de Finanzas que se requerirán cerca de 170 millones de dólares para poder desarrollar las elecciones generales.

Según la funcionaria, el presupuesto incluye la primera y segunda vuelta, la promoción electoral y el pago a los medios de comunicación, así como toda la logística para la impresión de papeletas y el traslado de los kits electorales.

“Es un presupuesto bastante limitado porque ya considera una segunda vuelta que cuesta cerca de $ 30 millones”, manifestó.

Carlos Aguinaga expresidente del Tribunal Electoral

“Se deben limar las asperezas”

¿Es habitual empezar el trabajo de los comicios con tanta antelación?

Siempre los órganos electorales deben tener actividades de preparación de las elecciones. Debe haber, por ejemplo, una actividad permanente con relación a la depuración del padrón electoral, de los fallecidos. También en el trabajo del diseño de los sistemas informáticos que se van a usar en cada proceso electoral.

¿Es posible cambiar un sistema informático a estas alturas?

Hay que hacer mejoras porque siempre las entidades electorales van atrasadas con respecto a la tecnología. Se debe analizar qué es lo que requiere el sistema, no se trata de cambiar todo de la noche a la mañana. Hay que hacer una programación.

¿Esto es suficiente para recobrar la confianza en el CNE?

El CNE debe trabajar en dos cosas: tratar de limar toda aspereza interna, es necesario que vayan cohesionados; y lo otro es tener mayor comunicación sobre las etapas y procesos que va ejecutando para las elecciones.

html