El comercio, donde mas empresas se dan de baja

  Actualidad

El comercio, donde mas empresas se dan de baja

163 empresas inscribieron su cancelación el año pasado, tras presentar pérdidas económicas.

El comercio, donde más empresas se dan de baja

En el 2018, por segundo año consecutivo, el sector comercial registró el mayor número de cierre de empresas. De las 1.810 que inscribieron en ese año su ‘muerte definitiva’ en el Registro Mercantil, 446 operaban dentro de este segmento productivo. Le siguieron, en su orden, las del sector inmobiliario (236) y las que ofrecían los servicios de actividades profesionales y técnicas (188).

Así lo recoge un informe de la Superintendencia de Compañías, a las que ha tenido acceso este Diario y en el que se determina como primera causa de cancelación, la inactividad persistente de estas compañías (36 %). El acuerdo de cierre generado entre sus socios (33 %) y las pérdidas económicas (9 %) fueron otros motivos.

Se trata de un monto de cancelación importante (6,4 % más si se lo compara con el 2017); no obstante, las autoridades de la Superintendencia aclaran que el cierre de esas 1.810 empresas no debería ser tomado como una consecuencia o un reflejo de lo que se vivió solo el año fiscal pasado, pues en el listado se incluyen también firmas que iniciaron su proceso de disolución años atrás (la mayoría entre los años 2012 y 2017).

Según el ente de control, de las 1.810 sociedades solo 287 corresponden al 2018; es decir, aquellas que inscribieron su disolución y terminaron por registrar su cancelación en el Registro Mercantil ese mismo año.

Esteban Ortiz, intendente de la Superintendencia, explicó que la inscripción en esta entidad pública equivale a registrar la muerte definitiva de una sociedad, luego de no haberse tomado los correctivos que la autoridad impone, a partir de cualquiera de las 16 causales que se aplican a la hora de intervenir una empresa. Una sentencia que, explica, aún se puede evitar dentro de la etapa de disolución.

El pasado 18 de febrero, EXPRESO citó parte de estas 4.705 firmas que en el 2018 entraron a la etapa de disolución y cancelación, una fase que genera alerta en el sector por un inminente cierre. El resultado fue interpretado por el Comité Empresarial Ecuatoriano (CEE) como una consecuencia más de la inestabilidad económica que el país vivió el año pasado. “Si usted no vende, no genera rentabilidad, no crece; simplemente no contrata más y se opta por desvincular a trabajadores”, dijo Patricio Alarcón, presidente del CEE.

No obstante, Ortiz admite que las pérdidas económicas son una de las principales causales, pero aclara que no es la más importante. Según información de la Superintendencia, de estas 4.705 firmas en disolución, apenas 7,5 % (357 empresas) incurrió en la causal de reportar “pérdidas superiores al 50 % o más del capital social, o pérdida total de las reservas y de la mitad o más del capital”.

El incumplimiento más recurrente, destaca, es la inactividad en la que persisten 30 días después de haber recibido una notificación de la autoridad. Una causal que enfrentan 3.438 sociedades. “¿Por qué se da eso? Hay compañías que son fantasmas, que nunca operaron, que están muy bien, pero deciden terminar el proceso. No necesariamente responde a que les ha ido mal”, sostiene.

Datos

Disolución

Las empresas entran a esta etapa cuando incurren en cualquiera de las 16 causales que determina la autoridad. Entre ellas, la inactividad.

Liquidación

Si la empresa no aplica correcciones, entra a esta etapa para poner en orden sus cuentas, cancelar sus deudas.

Cancelación

Es el proceso final que se concreta con su inscripción en el Registro Mercantil.