Las cocinas de induccion

  Actualidad

Las cocinas de induccion

Las personas nacemos libres para tomar decisiones libres. Nadie nos puede obligar a adquirir cocinas de inducción bajo la amenaza de que van a quitar los subsidios al gas. De esta forma no se mueve la economía; de esta forma no se mueve el aparato productivo sino existe la capacidad de pago.

Vivimos en una economía de mercado y un sistema económico social y solidario, donde existe la oferta y demanda, la libre competencia. El que desee producir o importar cocinas de inducción o de gas, que lo haga por su propia cuenta y riesgo, ofreciendo un producto de calidad y seguridad; y, que los ciudadanos decidamos libremente elegir qué cocina queremos tener.

Carlos Julio Govea M.