Actualidad

Club: falsedad o abuso

En mayo pasado, la comisión de la superintendencia antimonopolios que toma decisiones en primera instancia, aprobó la unión de las dos mayores cerveceras que operan en Ecuador (Cervecería Nacional y Ambev), operación que a su vez es parte de una transacción mundial entre ambas empresas. Se impuso, empero, ciertas condiciones como la venta a terceros de la planta de Ambev en Guayaquil y de las marcas Biela, Zenda, Dorada y Maltín, a efectos de que un nuevo competidor pueda entrar al mercado.

Esa decisión de primera instancia terminó siendo objeto de tres recursos de apelación, patrocinados todos por el mismo abogado: uno, del Presidente de la Asociación de Cervecerías del Ecuador; otro, de Cervecera Artesanal Austral y Cervecería Nórdica; y el tercero, de la multinacional Heineken. Según la ley antimonopolios, esos recursos deben ser resueltos por el Superintendente (arts. 44, 2º, y 67).

Mediante resolución del 15 de noviembre pasado el superintendente Paez negó las dos apelaciones existentes (la de la Asociación de Cervecerías había sido previamente retirada). Pero simultáneamente, de oficio, agregó: “De oficio, además de las 11 condiciones de orden estructural y conductual a las que se subordinó la operación de concentración económica... ...se dispone la desinversión de la marca Club...” (apartado octavo, resolución quinta), argumentando que “...incluir dentro de los condicionamientos la venta de una marca con mayor representación a las ya mencionadas, generaría un mayor incentivo a que empresas interesadas inviertan en la adquisición del negocio...” (apartado séptimo, 4).

No me voy a detener, por ahora, en si tal decisión fue conveniente. Me pregunto si el Superintendente tenía facultades para adoptarla. El art. 24 de la ley de la materia permite aún “de oficio” modificar una resolución como la comentada, pero solamente si se la obtuvo con base en “información falsa o incompleta proporcionada por el solicitante”. Ninguna explicación hay en la resolución sobre esto. El tema es grave, ya por falseamiento, de haberlo, ya por (nueva) arbitrariedad, de no haberlo.

colaboradores@granasa.com.ec