La clausura no permite fiscalizacion ni limpieza

  Actualidad

La clausura no permite fiscalizacion ni limpieza

El plan contra la insalubridad en el Hospital Neumológico aún no se aplica. Dos asambleístas no pudieron ingresar al lugar.

Situación. Los sellos son inviolables, dijo Pihuave, por lo que nadie puede ingresar, ni siquiera para hacer la limpieza o desinfección que requiere el sitio.

Ninguna acción adentro. Un sello de clausura en la puerta principal del Hospital Neumológico Alfredo José Valenzuela no permitió el ingreso de los legisladores María José Carrión y William Garzón, la presidenta de la Comisión de Fiscalización y el presidente de la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional, respectivamente.

Ellos querían observar qué plan se estaba aplicando para que el hospital fuera reabierto de manera inmediata, después de 12 días de haber sido cerrado por insalubridad, disposición que emitió la Agencia para el Aseguramiento de la Calidad de la Salud y la Medicina Prepagada (Acess). Pero no encontraron señales de que en el sitio se esté haciendo limpieza alguna.

Luego de escuchar las peticiones y demandas del grupo de empleados del Neumológico que se niegan a firmar su traslado a otros centros de salud, la asambleísta Carrión prometió llevar “todos los mejores oficios” para que el hospital “se reabra lo más rápido posible”.

Indicó que pediría que se intervenga “con absoluta celeridad”, pues consideraba una “pérdida” de tiempo “que no haya una intervención, que no haya gente trabajando”, haciendo “lo que tenga que hacer para que se abra inmediatamente. Me parece un absurdo”, manifestó la legisladora.

De su parte, Garzón enfatizó la preocupación en la salud. Los pacientes tienen que ser tratados de manera especial, dijo. “No podemos mezclar pacientes con esta patología con otro tipo de pacientes, más allá de la buena voluntad que tenga el Ministerio de Salud. Nos preocupan no solamente los pacientes que han sido trasladados, sino también los demás pacientes que podrían, tentativamente, ser contagiados”.

Tanto para los legisladores como para médicos del nosocomio, pacientes y trabajadores, es grave que se haya cerrado el hospital, único en su clase en tratar la tuberculosis, sin un plan emergente. Y de encontrarse que la clausura se dio de manera inadecuada, las autoridades “tendrán que asumir su responsabilidad”, aseguró Carrión, quien en su calidad de asambleísta puede, incluso, exigir “la salida de funcionarios que no sean competentes para el cargo”.

Mariana Pihuave, coordinadora de salud de la Zona 8, declaró a EXPRESO que de acuerdo con su plan de contingencia los pacientes han seguido siendo atendidos en la red de hospitales dispuestos para ello, como el General Guasmo Sur. Explicó además que por existir un sello de clausura, el Ministerio no podía intervenir las instalaciones del Neumológico y estaban a la espera de las providencias de la Acess.

Reacciones

No hay otro en el país

Por las características y la ubicación que tiene el hospital Alfredo J. Valenzuela, es “el mejor hospital para esta enfermedad, no hay otro”. Y por su condición “infecto-contagiosa no debió haberse cerrado nunca”, expresó el médico tratante Mario Gordillo.

Están sin el instrumental

“Se llevaron al personal quirúrgico en el supuesto plan de contingencia, pero dejaron los instrumentales presos”. Jhon Macías, del área de cirugía del hospital, denunció a Carrión que los equipos para intervenir a los pacientes permanecen en el hospital clausurado.

El hospital debe ser reabierto

“La infraestructura que tiene el Hospital Neumológico es la apropiada para la atención de las patologías neumológicas, de las patologías respiratorias”. El doctor Jorge García, exdirector del Alfredo J. Valenzuela, considera que el hospital debe ser reabierto, reestructurado y repotenciado.

No se puede intervenir

Mariana Pihuave, de la Zona 8 de Salud, indicó que mientras exista la clausura no se puede intervenir para hacer limpieza, fumigación o alguna acción en torno al cierre. Dijo además que existen todas las garantías para brindar la atención a los pacientes en la red de hospitales.