Actualidad

Una ciudadela que emerge como nuevo polo turistico

Ubicación estratégica. Bellavista es vecina de dos universidades y está muy cerca de barrios como Urdesa, Ferroviaria y el Malecón del Salado.

Turismo. Un bus que hace city tours subiendo a uno de los miradores de la ciudadela. Esta compañía lleva turistas al sitio cada hora.

Usted esperaría ver a toda hora cómodas furgonetas y relucientes buses que hacen ‘city tours’ en zonas como los malecones de Guayaquil, Puerto Santa Ana, el Bulevar Nueve de Octubre... ¡pero en un tranquilo barrio residencial de clase media!

Aunque no lo crea, la ciudadela Bellavista es de esos pocos barrios de Guayaquil que tienen el privilegio de atraer no solo a visitantes de toda la ciudad, sino también del país y del extranjero. Sus atractivos miradores desde los cuales se contempla la ciudad en todo su esplendor han metido a esta urbanización en el mapa de los sitios de obligada visita.

Empresas de transporte turístico como Ecuadorian Bus Charter llevan a diario excursionistas a esta ciudadela para que observen la ciudad de lo alto de sus cerros. Peggy Umpierrez, representante de esta operadora, afirma que los extranjeros se quedan encantados.

No se puede negar que la ciudadela tiene algunos de los problemas que sufre todo barrio, como: solares descuidados, algunas acercas sucias y en mal estado y problemas de tránsito cuando hay juego en el vecino estadio Monumental. Pero pese a estos inconvenientes la zona goza, además de sus envidiables miradores en lo alto de sus cerros, de una serie de ventajas, como la tranquilidad, el entorno natural, parques bien cuidados y una ubicación privilegiada. Está ubicada en el norte pero a cinco minutos del centro y además se conecta al Suburbio Oeste por el puente de la calle 17.

“Yo vivo en España, pero cuando vengo al Ecuador solo me alojo en Bellavista, donde vive mi hermana”, comenta Mónica Caputti, y añade que estando allí no echa de menos el orden urbano de Europa.

Otra señal de que esta urbanización respira avances y brinda tranquilidad es el surgimiento, en los últimos años, del negocio de la venta y alquiler de suites, un producto inmobiliario dirigido a ejecutivos, empresarios y turistas.

En el ala este de la av. José María Velasco Ibarra, principal arteria de Bellavista, hay otro motivo de visita a este barrio: la gastronomía. No es que la oferta sea mucha ni variada, pero los pocos locales de comida han sabido atrapar el paladar de gente de todo Guayaquil, uno de ellos es el restaurante La Lomita, que ofrece entre otros platos, deliciosos moros con una variedad de carnes. Y si de comida rápida se trata, están las carretas que junto al parque ubicado al inicio de la avenida venden las sabrosas bandejitas con comida típica.

Eso y más ofrece Bellavista, un lugar que invita a ser visitado y disfrutado por quienes gustan de caminar y disfrutar un paisaje citadino, pero a la vez natural, sin sobresaltos.

El detalle

Ubicación estratégica. Bellavista es vecina de dos universidades y está muy cerca de barrios como Urdesa, Ferroviaria y el Malecón del Salado.

La cifra

866.419 m2 de extensión tiene la ciudadela, situada entre el Salado y la av. Carlos J. Arosemena.