Una ciudad llena de detalles

  Actualidad

Una ciudad llena de detalles

No solo el nacimiento y árbol son protagonistas en Navidad, también el pueblo blanco. La nieve y fantasía destacan en los rincones.

Lo último que ha añadido a su colección son los juegos pirotécnicos (colocados en la parte posterior) y el carrusel.

Más de cinco metros de largo y uno de ancho mide la obra de arte de la maquilladora Gina Grunauer de Negrete, quien los últimos días de octubre empieza a armar su casa blanca, actividad que realiza desde hace 10 años y que le toma tres días instalar.

Es como jugar con muñequitas, confiesa su creadora, quien heredó esta afición de su madre, Martha Dito de Grunauer.

Cada año le da un toque diferente. Su última adquisición es un carrusel que compró hace dos años. Este se suma a su colección de más de 550 piezas, que costaría unos $ 10.000, pues dentro del montaje hay objetos únicos.

Un teleférico, piletas, globos, fuegos artificiales, tren, salón de baile, viñedo, entre otros escenarios se toman la sala. Primero se coloca la edificación, luego los personajes, por ejemplo en la iglesia se aprecia el carruaje de los novios, el fotógrafo y las damas saliendo del templo, las mismas que están sobre escalones de espumaflex, elaborados y pintados por Gina.

Aunque hay varios ambientes, ella busca que todo sea de la misma época. Ama tanto a su pueblo navideño, que desde ya está pensando en qué hacer el próximo año.

Las luces, el movimiento y los sonidos cautivan la atención, pero más la pasión con la cual habla nuestra anfitriona.