Una ciudad de cuidado para los turistas norteamericanos

  Actualidad

Una ciudad de cuidado para los turistas norteamericanos

Viajar a otro país siempre implica conocer las medidas de seguridad que se deben tomar para evitar ser víctimas de la delincuencia.

Viajeros. Para el Consulado estadounidense, sus ciudadanos corren ciertos riesgos cuando llegan a la ciudad.

Viajar a otro país siempre implica conocer con anticipación las medidas de seguridad que se deben tomar para evitar ser víctimas de la delincuencia, y el Consulado de Estados Unidos en Guayaquil lo tiene muy claro.

Por medio de un informe denominado ‘Ecuador 2017 Reporte de Delincuencia y Seguridad: Guayaquil’, detalla la situación delictiva de la ciudad y del país y recomienda a los turistas tener una serie de precauciones frente a situaciones específicas. Además, evalúa a Guayaquil como una “localidad de amenaza crítica por delitos”.

En el documento se explica que los “crímenes contra los ciudadanos estadounidenses en 2016 variaron de robos pequeños a delitos violentos. Incluyendo el robo a mano armada, secuestro exprés, agresión sexual y homicidio”. Este último con una estadística de cuatro muertes registradas a nivel nacional desde 2012.

Uno de los casos se suscitó el 22 de octubre del año pasado, en una vivienda de la ciudadela Mucho Lote 1, en el norte de Guayaquil. Ahí, Jonathan Charles Gilchrist, un inversionista norteamericano, habría sido asesinado por tres hombres y una mujer, quienes, según las investigaciones, se habrían confabulado para quitarle varias propiedades que el extranjero tenía en el país. El cuerpo del hombre fue hallado cinco meses después, enterrado en un pasillo de la casa.

Respecto a zonas específicas de la ciudad, el informe precisa que “los visitantes deben tener precaución extrema en el área céntrica y en la parte meridional”. Además de en lugares turísticos como la estatua del Sagrado Corazón de Jesús, ubicada en el cerro del Carmen; en el Malecón y en Las Peñas, “que aunque son patrullados por la Policía, pueden ser blanco de delincuentes que intentan atrapar a turistas desprevenidos”. También informa sobre robos a mano armada suscitados en restaurantes de Urdesa y de la vía Samborondón.

Ante esto, el general Marcelo Tobar, comandante de Policía de la Zona 8, menciona que le parece apropiado que el consulado informe a sus ciudadanos sobre las medidas que deben de tomar en otros países. “Está bien que les digan que no usen joyas, que tengan cuidado con sus celulares y cámaras porque no queremos que ellos sean presas de asaltos, pero con respecto a la violencia tenemos una tasa de 4,68 muertes por cada 100.000 habitantes y eso está muy alejado de otras ciudades con las que nos podemos comparar, como Lima, Bogotá o Cali”, precisa.

Con él coincide Maximiliano Delgado, director de seguridad ciudadana de la provincia del Guayas. “Tomar las precauciones del caso está bien. De hecho ahora estamos trabajando en una propuesta con el Ministerio del Turismo para que bien vayan llegando y reciban información sobre qué hacer y qué no. Es importante para nosotros dar una cara de seguridad al mundo”, menciona.

Por medio de un correo electrónico, el Consulado manifestó que “la protección de los ciudadanos estadounidenses en el extranjero es una de las mayores prioridades del Departamento de Estado”, por lo que constantemente recopilan información y evalúan la situación de seguridad de la ciudad y del país.

Uno de los puntos más críticos del documento es cuando se refiere a la respuesta policial y judicial. Allí se explica que “poco se hace por las víctimas cuyas pérdidas son menores a $ 600”, y añade que luego de realizar una denuncia poco se hace para recuperar las pertenencias de los extranjeros.

“Reciben una orientación de una semana”

Jennifer Gold y Nicole Thomas (foto) son dos estudiantes estadounidenses que llegaron a Guayaquil hace un mes. Se quedarán en la ciudad por tres meses más como parte de un programa de intercambio estudiantil que maneja la Universidad de Especialidades Espíritu Santo (UEES).

Ellas, al igual que otros compañeros extranjeros recibieron charlas de orientación sobre cómo es la cultura ecuatoriana y, por supuesto, cuáles son las medidas de seguridad que deben tomar cuando intenten recorrer la ciudad y el país.

Durante un recorrido realizado junto a EXPRESO, ellas mencionaron que saben que deben llevar sus maletas adelante, no recibir volantes ni bebidas de extraños y tampoco tomar taxis de la calle. Además, conversaron con una agente sobre las precauciones que deben de tener en la zona.

Andrea Lozada, que es parte de la coordinación de los programas, explica que ellas reciben una “orientación de una semana bastante completa sobre salud, seguridad y choque cultural”. Esto se hace por medio de un manual en el que cada día ellas recorren distintas ciudades del país.