Actualidad

Cinco meses para una firma

76 y 24 por ciento es el reparto entre los clubes de las series A y B, respectivamente, en el contrato de los derechos de televisión.

Firma. Miguel Loor, presidente de la Liga Profesional de Fútbol (d), y Carlos Moyano Casal, representante de GolTV Latinoamérica y sobrino de Paco Casal, estamparon la rúbrica.

Terminó la pesadilla. Y esta vez está escrito sobre piedra. Después de cinco meses y 12 fechas, el balompié ecuatoriano, o al menos los dirigentes, respiran tranquilos luego de que ayer se firmara oficialmente el contrato de derechos de transmisión entre la Liga Profesional y GolTV para los próximos 10 años.

Esteban Paz, dirigente de Liga de Quito, lo resumía en una palabra: “traumático”. Y es que así fue el inicio de la novela; turbulento, con denuncias de irregularidades, audiencias en distintas etapas judiciales y hasta la creación de un nuevo organismo que ahora tomó las riendas desbancando a la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

El contrato fue ratificado con una base de 25 millones de dólares y la posibilidad de que cualquier utilidad extra que genere el mismo se reparta un 75 % para La Liga y el 25 % para GolTV.

Ataviados con sus mejores trajes, alrededor de una docena de dirigentes representantes de varios clubes de las series A y B acudieron puntuales a la cita en uno de los hoteles más importantes del norte de Guayaquil.

El trámite fue rápido. Miguel Loor, actual presidente de la naciente Liga, fue el primero en tomar la palabra y agradecer el “aguante” a GolTV por el largo camino que tuvo que pasar.

“Al fin estamos tranquilos. Era perturbador no tener el contrato firmado, pero ya es una realidad. Todos (los clubes) están bien, han recibido los pagos a tiempo y están al día. Nos queda solo trabajar de ahora en adelante en conjunto”, precisó.

A decir de los directivos, se sella no un contrato sino una alianza, ya que GolTV no será un mero transmisor de la señal de televisión, sino que también trabajará en el fomento del fútbol juvenil, en la infraestructura de los estadios y mediará en otras áreas por su experiencia en 20 países del continente.

“Este contrato va a hacer crecer al fútbol, lo que se verá reflejado en mayor hinchada, mejores jugadores e internacionalmente una mejor promoción del fútbol local”, acotó Juan Alfredo Cuentas, vicepresidente financiero de Barcelona.

Sobre si se seguirá jugando el torneo de viernes a lunes, todo parece indicar que sí. “En este tema hay que hacer un doble análisis. Los clubes tienen ciertos reparos porque consideran que no tienen taquilla en ciertos días u horas. Sin embargo, la idea moderna es que los horarios de televisión priman por sobre los horarios que los equipos prefieren. Buscaremos tener una comunicación constante con los clubes para que se tome la decisión que mejor convenga y estén felices todos”.

Medidas cautelares: Primer freno para la firma. El político Abdalá Bucaram Pulley presentó el 3 de enero una acción judicial contra la FEF por haber adjudicado los derechos de televisión “a dedo” a GolTV.

FEF cede los derechos: El 20 de marzo, por medio de un Congreso Extraordinario del Fútbol y tras varias instancias judiciales, los derechos de televisión regresan a los clubes con 64 votos positivos. Aquí nace la idea de la Liga Profesional.

La Liga toma el control: En febrero, un juez constitucional obliga a la FEF a llamar a un nuevo concurso para adjudicar los derechos de TV, por lo que 11 clubes de la Serie A y 6 de la B apoyan la creación de la Liga.

Peligro de firma: El 3 de mayo, durante la primera Asamblea de la Liga, Barcelona anuncia que se desafiliará del organismo por no ser incluido en el directorio como se había acordado. Finalmente el miércoles declinó su postura.

CFH