El choque de poderes se acelera en Venezuela

  Actualidad

El choque de poderes se acelera en Venezuela

Elecciones. Alejandro Domínguez ocupaba el cargo interino en el organismo por Napout. Ayer en los sufragios fue respaldado.

La escalada del conflicto entre el Gobierno chavista de Nicolás Maduro y un fortalecido parlamento opositor adentra a Venezuela en una crisis institucional que complica aún más la solución de la grave crisis económica y profundiza la polarización del país. Diputados chavistas pidieron ayer al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) declarar “nulas” las decisiones de la Asamblea Nacional, por considerar que cometió “desacato” al juramentar el miércoles a tres legisladores opositores, cuya proclamación había suspendido el órgano judicial al admitir una impugnación del oficialismo. “Si el Poder Legislativo está en desacato, al margen de la Constitución y del Poder Judicial... estamos ante un parlamento ilegal y por tanto sus decisiones son nulas”, advirtió el diputado Pedro Carreño en la sede del TSJ al presentar la demanda. También fue solicitado al TSJ ordenar que no se publique ninguna decisión legislativa en la gaceta oficial. En desafío al TSJ, al que la oposición acusa de chavista, la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) reivindicó así con la jura la mayoría calificada de dos tercios (112 de las 167 curules) que ganó en los comicios del 6 de diciembre. “Nosotros no hemos incurrido en desacato, quienes incurren en desacato es quien desacata la voluntad popular recientemente después de las elecciones”, refutó el presidente parlamentario Henry Ramos Allup. Carreño también fustigó que la bancada de la MUD creara una comisión para revisar el nombramiento de 34 magistrados del TSJ, hecho por los chavistas poco antes de dejar el control legislativo. “Estamos en un proceso de transición muy especial. Hay una confrontación porque no había separación de poderes”, precisó Mercedes Pulido, académica venezolana. Para encarar la nueva realidad política con lo que llama “un parlamento burgués” y una creciente crisis económica, Maduro reorganizó el miércoles su Gobierno con un gabinete que reveló la apuesta por una línea dura de izquierda en materia económica. “El respaldo del presidente al ala ideológica del chavismo, marginando a los pragmáticos, no permite generar expectativas positivas de cambio. Las expectativas de conflicto institucional aumentan las expectativas negativas sobre la evolución de la economía”, opinó el economista Luis Vicente León. Hugo Chávez FF. AA., “indignadas” por retiro de imágenes Las Fuerzas Armadas de Venezuela expresaron ayer “indignación” porque el Parlamento de mayoría opositora retiró las imágenes del líder fallecido Hugo Chávez de la sede legislativa y algunas del libertador Simón Bolívar. “La Fuerza Armada en inquebrantable unidad y consciente del momento histórico expresa su profunda indignación por la forma irrespetuosa y cargada de soberbia y desprecio en que se ha ordenado retirar” las imágenes, manifestó el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, en un acto solemne frente al presidente Nicolás Maduro, en el cuartel donde están los restos de Chávez. El miércoles, Maduro expresó su “indignación” y llamó a “rebelarse” contra esas “manifestaciones neofascistas” y “antipatriotas”. “¡A Chávez no se le toca! Que nos respeten al pueblo, porque si no se van a arrepentir”, gritaba un hombre con un retrato del expresidente en una concentración en la Plaza Bolívar, en el centro de Caracas. Como “desagravio”, el Gobierno anunció que llenará los espacios públicos de Caracas con imágenes de Chávez y del libertador Simón Bolívar. Conexas Ataques El presidente de la Asamblea Nacional, el opositor Henry Ramos Allup, denunció que dos sedes de su partido en Caracas fueron atacadas con explosivos ayer, sin que se registraran víctimas o daños. Ubicadas en La Florida y El Paraíso, las sucursales de Acción Democrática fueron atacadas con “bombas” en horas de la mañana, tuiteó. Iglesia El presidente de la Conferencia Episcopal Venezolana, monseñor Diego Padrón, abogó por una amnistía para “presos políticos” y exiliados, que impulsa la oposición, y dijo que la instalación del nuevo parlamento constituye un rechazo al “despotismo” y a la “corrupción”. Confió en que “tomarán medidas que contribuyan a la distensión”.