Actualidad

El carisma de los politicos

No es de ahora nomás, como dicen los desmemoriados; en nuestro medio siempre han existido los políticos o aspirantes adefesiosos, a quienes sus asesores de imagen los han hecho vestir, disfrazarse, usar accesorios o adoptar modos de actuar o hablar para que se “identifiquen” con el pueblo; no tenían ni tienen, señor Director, el carisma y la personalidad que se requieren para ser un líder político, aparte de la obvia calidad intelectual.

A estos “personajes” no se les debería “parar bola” ya que los incidentes procesales lo único que hacen es darles un protagonismo que ni lo tienen ni lo merecen.

Miguel Ulloa Paredes