Actualidad

Caridad pero justa y solidaria

Parafraseando a Mateo 23:23 (en términos actuales), Jesús dice a los fariseos modernos que está bien que hagan obras de caridad y que diezmen de la banca, comercio, industria u otra actividad; pero, lo que deben tener es conciencia social y solidaridad, “sin dejar de hacer lo anterior”.

El diezmo, señor Director, es un acto de amor que debe ser otorgado de corazón y no como resultado de estudios bíblicos o razonamientos teológicos para ver si es procedente o no; se lo dá por amor, no por obligación; porque nos nace apoyar una obra, sin prejuicios o dudas maliciosas; si las tenemos, mejor es no dar.

Miguel Ulloa Paredes