Actualidad

Un can descubre 7.4 toneladas de cocaina

El fino olfato de ‘Kai’, un agente de cuatro patas del Centro Regional de Adiestramiento Canino (CRAC), permitió a la Policía Nacional asestar un gran golpe a pocos días de cerrar el 2016.

Carga. Las 7.4 toneladas de cocaína estaban mezcladas en harina de camarón con destino a Honduras.

El fino olfato de ‘Kai’, un agente de cuatro patas del Centro Regional de Adiestramiento Canino (CRAC), permitió a la Policía Nacional asestar un gran golpe a pocos días de cerrar el 2016.

Durante una inspección a un cargamento de 500 sacos de harina de exportación, que se encontraba en el puerto de Guayaquil, el can dio una señal de alerta de la presencia de estupefacientes. Un olfato infalible que finalmente frustró la salida de 7.4 toneladas de cocaína. La carga más grande del año, según las autoridades.

El decomiso se realizó el pasado 20 de noviembre, “sobre la base de un perfilamiento que realiza la Unidad de Inteligencia de Puertos y Aeropuertos (UIPA) en conjunto con el CRAC, y documentalmente se logra evidenciar de que existe una empresa fachada”, explicó el ministro del Interior, Diego Fuentes.

Según el funcionario, la empresa hacía una exportación que, dentro de la revisión documental, era totalmente injustificada y no contaba con algunos documentos que permitan avalar que era una operación recurrente y lícita.

Ante esas irregularidades, la policía procedió a ejecutar el operativo ‘Esencia’ que logró descubrir un contenedor con 20 toneladas de harina de camarón en sacos y que tenía como destino Honduras.

En pruebas preliminares de campo, el producto dio negativo a la presencia de alcaloide, pero, ante la insistencia de ‘Kai’, la harina fue sometida a varios días de pruebas por especialistas en químicos y de Criminalística. Finalmente, se estableció que 206 sacos estaban contaminados con 7.41 toneladas de cocaína. ‘Kai’ no se equivocó.

De acuerdo con la información cruzada con policías de la región, se presume que el cargamento pasaría por Centroamérica, para ser enviado a Estados Unidos.

“Es importante que ustedes conozcan que nosotros estamos realizando algunas actividades de inteligencia, sobre todo en puertos y aeropuertos para detectar que estos controles que realizamos de manera permanente sean suficientemente eficientes, para dar con este tipo de mercadería y con este tipo de supuestas actividades lícitas, que muchas veces tienen actividades de narcotráfico de por medio”, mencionó Fuentes.