La campana electoral

  Actualidad

La campana electoral

Parece que el desarrollo de la campaña electoral se ha detenido, probablemente hasta finales de septiembre en que se deberán presentar los candidatos definitivos, mientras aparecen numerosos postulantes que tal vez aspiran a un sitio para enaltecer su currículum o para ofrecer sus servicio al nuevo gobierno, cualquiera que sea.

Es de esperar que traspuesto el presente mes, la campaña se agilite y vuelvan a sonar en el ambiente nacional los discursos y los cánticos de los numerosos postulantes y sus partidarios, algunos de los cuales pondrán a circular copiosamente la nueva cerveza china, que aprovechará la oportunidad para su promoción, siguiendo el ejemplo de ciertos entes oficiales que se han prolongado en el ejercicio de mandatos gracias a la copiosa propaganda que han utilizado en todos los medios posibles y no solo en aquellos a los que se califica como públicos.

La campaña electoral tendrá una duración de más de cinco meses, tiempo suficiente para que se expliquen, califiquen y descalifiquen las propuestas electorales. Lo que ocurrirá entonces es de trascendental importancia para el destino inmediato del Ecuador, pues una prioridad insoslayable es el tratamiento de la cuestión económica y la solución a la crisis que hoy se abate sobre el país.

Con razón alguien ha dicho al respecto, que la campaña tendrá como su base la cuestión económica antes que la política o los planteamientos tradicionales, aquellos que habían quedado vibrando en la conciencia nacional cuando las cosas se desarrollaban de una manera en que se las podía considerar como normales. Hoy las cuestiones atinentes a las elecciones no son normales, todo lo contrario. Vivimos una etapa excepcional en la cual, por un lado el oficialismo insistirá en promover su revolución de mentirijillas, salpicada de represión, y la oposición, ubicada en todo el espectro político, criticará lo que se ha hecho en una década de vacas gordas y en un desenlace de vacas flacas, que es probable que se prolongue por más largo tiempo si la demagogia continuare instalada en el poder y si la oposición pulverizada, incluso con candidatos chimbadores, no llegara a ningún puerto seguro para alcanzar la victoria.

haroc@granasa.com.ec