La campana del confort

  Actualidad

La campana del confort

La primera revisión del rutómetro de EXPRESO, la sección dominical de este medio que apunta la agenda diaria de los candidatos, da cuentas de una campaña cómoda en su arranque.

La campaña del confort

Sus movimientos los delatan. La primera revisión del rutómetro de EXPRESO, la sección dominical de este medio que apunta la agenda diaria de los candidatos, da cuentas de una campaña cómoda en su arranque.

En los últimos 35 días, la mayoría de los presidenciables no se han atrevido a visitar la periferia, se han mantenido lejos de territorios electoralmente hostiles y han dedicado casi un tercio del calendario a actividades privadas.

En el conteo final, la mayor movilidad se apunta para el joven Dalo Bucaram (FE), cuya campaña, fiel al estilo Bucaram, lo ha volcado a la visita de 15 ciudades en el total. Pero salvo Quito, Sucumbíos y Orellana, el hombre del roldosismo 2.0 ha permanecido refugiado en la Costa, que ocupó el 54 % de su agenda.

La mayor concentración en la periferia viene por parte de Paco Moncayo. Aunque únicamente ha visitado 10 ciudades en 35 días, en su mayoría estas se encuentran lejos de las grandes capitales y pone fuerza en la Sierra sur y el Oriente, donde nadie más ha llegado. Es además el presidenciable que menos tiempo ha descansado: solo el 20 %.

Guillermo Lasso, podría decirse, es el candidato de las capitales. Su concentración en Guayaquil, Quito, Cuenca y otras cabezas de provincia ha ocupado el 60 % de su agenda. El candidato de CREO-SUMA tuvo un poco usual paro de 10 días en los últimos 35, sobre todo por la definición del binomio y el nacimiento de su cuarto nieto. Su campaña asegura estar por recuperar el constante ajetreo por todas las provincias.

En la zona segura también se ha enmarcado la postulación socialcristiana de Cynthia Viteri, quien reduce sus movimientos a Guayaquil (45 %), Quito (17 %) y provincias como El Oro y Los Ríos, controladas tradicionalmente por su partido (14 %). Su campaña, ahora volcada a la fase de ‘tarima y masa’, apunta a romper la zona de confort que recorre.

En el otro extremo de todos los candidatos se encuentra el oficialismo.

La cara presidenciable de Lenín Moreno (PAIS) es, largamente, el aspirante que menos tiempo se ha dedicado a la campaña en Ecuador. El 28 % del tiempo ni siquiera se ha encontrado en el país, sino haciendo recorridos en Centroamérica y Estados Unidos. Y en el 42 % del registro ni siquiera se ha asomado en público.

En los últimos 35 días solamente ha visitado tres ciudades ecuatorianas. Y no ha hecho escala en Guayaquil, la ciudad con mayor población electoral del Ecuador.