Actualidad

Caminos distintos los tomados por los pueblos de Mexico y Brasil

El domingo 29 de octubre, un excapitán del ejército Jair Bolsonaro, ganó las elecciones presidenciales en Brasil. Con el triunfo de Bolsonaro, un conservador de ultraderecha, neoliberal y con claras tendencias neofascistas, el pueblo brasileño ha escogido un futuro distinto al que decidió en 2003 con Lula a la presidencia, sembrando sus esperanzas en este modelo económico-social que implantará el nuevo gobierno, apoyado por los Estados Unidos.

Teniendo otra visión de futuro, el pueblo de México, el primero de julio de 2018, en elecciones generales, dio un contundente triunfo a Manuel López Obrador, un demócrata de tendencia izquierdista y esperanza no solo de los mexicanos sino de toda Latinoamérica, que ven en AMLO la continuación de la Patria Grande.

El triunfo de Manuel López Obrador, apoyado por el recién creado movimiento político por las regeneraciones nacionales (MORENA ), representa una victoria histórica en México, pues es la primera vez que un candidato de izquierda llega a la presidencia.

Mientras México, se une a las naciones autodenominadas progresistas gobernadas por políticos de izquierda. Brasil, que no tenía una opción democrática, porque tanto Bolsonaro como Haddad, son totalitarios, votó por el neofascismo de extrema derecha. Luego veremos las consecuencias en las políticas sobre los derechos humanos.

Dr. Franklin Salazar Savinovich