El camino se despeja

  Actualidad

El camino se despeja

La salida de Ricardo Patiño, Paola Pabón y Virgilio Hernández del círculo cercano de colaboradores de la Presidencia, es una muestra significativa de la depuración del equipo de gobierno de Moreno. Los militantes de la “línea dura” del correísmo, aquellos que han tratado, y tratan por todos los medios, de salvar a Glas del enjuiciamiento y la destitución, continúan fieles al libreto definido por su colérico jefe. Este, desprovisto de los manjares del poder y de su forma de manejar toda la estructura institucional del Estado como un partido político, resiente ese vacío, reacciona de modo incontrolable a través de sus mensajes, insulta al actual mandatario, y le endosa toda la culpabilidad de las horrorosas secuelas que dejó a su paso por el palacio de la Plaza Grande.

En contraposición, el presidente Moreno, ya no solo con un estilo totalmente propio, o con el afán de establecer diferencias con su antecesor, se pronuncia, actúa sin necesidad de vociferar y toma medidas que, hasta el momento, le están dando un buen resultado. El diálogo que ha impulsado con los distintos sectores de la sociedad y que -es imprescindible- irá sumando otros núcleos de interés y expectativas, es una dinámica que bien puede convertirse en referente para la definición de políticas de Estado.

En el difícil y preocupante ámbito de la economía y las finanzas, el equilibrio con el que se ha afrontado el desbarajuste anterior, al convocar al sector empresarial, ofrece perspectivas ciertas de reordenamiento, recuperación, formas convenientes de renegociación de la deuda y, sobre todo, un ambiente de paz que siempre es valorado por los indicadores internacionales como factor confiable de seguridad para las inversiones.

El delicado universo de la corrupción parece también en condiciones de despejarse, gracias a la enorme preocupación y ejecutividad de la sociedad civil y al trabajo que cumple la prensa libre.

Sobre lo demás, que es fundamental para avanzar y no retroceder, el presidente Moreno deberá consultar al pueblo.