Actualidad

Cuando la calle 9 de Octubre era “la cuerda de los monos”

A los guayaquileños nos dicen monos porque aseguran que todo imitamos, como aquellos animalitos simpáticos, traviesos y saltarines.

En Perú, a todo ecuatoriano lo conocen con el calificativo de mono. No sabíamos que a la avenida 9 de Octubre le llamaban irónicamente “la cuerda de los monos” en 1940, porque los propietarios de automóviles salían a pasear en las tardes, subiendo y bajando constantemente por dicha calle.

Así lo cuenta y dibuja el artista Eduardo Solá Franco en ‘Diario de mis viajes por el mundo’. Y algo más, ante otras anécdotas: “Después de los bailes que en Guayaquil duran generalmente hasta el amanecer, es de moda tomar desayuno en las carretillas de los muelles con los montuvios que viajan a las haciendas cercanas en los frágiles barcos que recorren el río”.

Pues bien, el hombre hacía juntar a los señoritos y señoritas y los montuvios. ¡Ahí no importaban las clases sociales!... Lo bueno era disfrutar de los deliciosos sándwiches ‘aplanchados’ con queso y mantequilla, el chocolate calientito, los secos de chivo, el aguado, el caldo y el seco de gallina.

Lamentablemente el alcalde de Guayaquil Assad Bucaram al asumir el cargo por primera vez en 1962 terminó con el tradicional servicio de estas carretillas.

Lic. César Burgos Flor