Un cadaver en un saco fue dejado en el barrio Centenario

  Actualidad

Un cadaver en un saco fue dejado en el barrio Centenario

Elecciones. Alejandro Domínguez ocupaba el cargo interino en el organismo por Napout. Ayer en los sufragios fue respaldado.

La vía estaba iluminada, pero desolada. Eran las 05:30 de ayer. Llovía y la única persona que pasó fue Sergio Enríquez, un vendedor de periódicos. A esa hora, entregó unos diarios en una casa de las calles La Habana y José Vicente Trujillo, del barrio Centenario, en el sur de Guayaquil.

El canillita vestía impermeable y andaba en bicicleta. Cuando se retiraba, observó que afuera de una vivienda, que ocupa toda la manzana, había un bulto, pero no le prestó mayor atención.

Media hora después se enteró de que se trataba de una persona fallecida. El hallazgo lo hizo Segundo Maldonado, guardia del predio junto al cual fue abandonado el cuerpo. El celador alertó a los moradores, quienes llamaron al Servicio Integrado de Seguridad ECU 911, a las 06:23.

El mayor Francisco Hernández, de la Unidad de Delitos Contra la Vida (Dinased), informó que la víctima, de sexo masculino y de entre 20 y 30 años, no tenía documentos de identidad. Estaba dentro de dos sacos de yute, con sus manos y pies atados con una cinta transparente. Presume que el cadáver fue abandonado en la madrugada y para determinar quiénes lo hicieron organizó algunos equipos para que busquen todas las cámaras de videovigilancia del sector y obtengan las grabaciones.

Las acciones serán coordinadas con el Ministerio Público, informó la fiscal Isabel Inga Briones.

El fallecido estaba semidesnudo y aunque los agentes de la Dinased trataron de impedir que el cuerpo sea visto mientras lo revisaban, se observó que tenía un interior rojo. SCM