El cadaver de una joven fue hallado al borde de una quebrada

  Actualidad

El cadaver de una joven fue hallado al borde de una quebrada

Un vibrante sonido que se desprendió de la campana de bronce de la iglesia de San Lorenzo, en el sector de Florida Alta, al noroccidente de Quito, alertó a sus moradores.

Sorpresa. Habitantes del sector se acercaron al sitio para verificar el hecho e intentar identificar el cuerpo.

Un vibrante sonido que se desprendió de la campana de bronce de la iglesia de San Lorenzo, en el sector de Florida Alta, al noroccidente de Quito, alertó a sus moradores. Aquel ruido era utilizado generalmente cuando un desconocido rondaba el barrio, pero esta vez era para anunciar el hallazgo de un cadáver.

“Vecinos, hay una rubia muerta en la quebrada”, dijo Rodrigo Quinatoa a los habitantes que se acercaron al sitio. Un breve conteo de los asistentes confirmó que el cuerpo no era de ningún poblador, pero la curiosidad los encaminó al borde de la quebrada. Ahí yacía el cuerpo de una joven que horas más tarde fue identificada como María Fernanda Pincay, de 26 años.

Al sitio llegaron agentes de Criminalística, quienes confirmaron que la víctima vestía un pantalón negro y un sostén cubría su pecho. Además indicaron que el cuerpo estaba boca abajo y tenía severos cortes en el vientre, aunque hasta el cierre de la edición desconocían qué arma se utilizó en el crimen.

Los moradores calificaron al sector como “tranquilo”, pero dijeron que solicitarán un mayor patrullaje.

AAM