La busqueda de petroleo ya no resulta tan interesante

  Actualidad

La busqueda de petroleo ya no resulta tan interesante

La estrategia de las compañías petroleras está cambiando desde que los bajos precios de crudo llegaron en 2014. La prioridad ahora es contener los gastos para hacer frente a los menores beneficios, aunque implique recortar en prospecciones.

La búsqueda de petróleo ya no resulta tan interesante

La estrategia de las compañías petroleras está cambiando desde que los bajos precios de crudo llegaron en 2014. La prioridad ahora es contener los gastos para hacer frente a los menores beneficios, aunque implique recortar en prospecciones: según los datos de la consultora estadounidense IHS Energy, en 2015 se detectaron, con técnicas convencionales, 12.600 millones de barriles equivalentes de petróleo (BEP), el peor resultado desde 1952.

En 2015 la anglo-holandesa Shell vendió más petróleo del que era capaz de reemplazar en sus almacenes. Se quedó con un déficit del 20 %, el peor resultado en al menos una década. Shell no es la única petrolera que experimenta esta caída. El año pasado la tasa reposición de reservas de BP fue del 61 % y la de ExxonMobil del 69 %, los peores resultados en un lustro. El País / SE