La brisa argentina, lejos de azotar a Ecuador

  Actualidad

La brisa argentina, lejos de azotar a Ecuador

El triunfo del peronismo no significa el retorno del socialismo del siglo XXI, dicen expertos. Ni que se propague en la región.

Algarabía. La noche del domingo, ciudadanos argentinos salieron a las calles de Buenos Aires, la capital, para celebrar el triunfo de los Fernández.

Dudas. El retorno de la izquierda en Argentina con una figura visible del socialismo del siglo XXI, como Cristina Fernández en la Vicepresidencia de ese país, pone a pensar sobre si esta victoria significa un empujón a esa tendencia en la región, y sobre todo a los ecuatorianos, quienes están a poco más de año de elegir a un nuevo presidente.

Leandro Querido, politólogo argentino de la Universidad de Buenos Aires, cree que difícilmente el triunfo de Alberto Fernández como sucesor de Mauricio Macri represente un retorno de la tendencia a la región. Al contrario, considera que la crisis económica que atraviesan varios países de la región no es el mejor escenario para el reposicionamiento de esa tendencia, ni en Ecuador ni en Argentina ni en ningún país de la región. “Los populismos autoritarios siguen con su vocación de poder, pero no hay espacio para proyectos anticapitalistas en la región. Por eso digo que la luna de miel del kirchnerismo en Argentina será muy corta, porque si Alberto Fernández se deja guiar por Cristina (Fernández) no creo que le vaya muy bien”.

En Ecuador se quiere repetir la receta argentina. Ante el impedimento legal de volver a encabezar un binomio presidencial, el expresidente Rafael Correa ha manifestado su interés de correr por la Vicepresidencia en 2021, tal como Cristina Fernández en Argentina. El analista político, Santiago Basabe, ve algo poco probable esta opción ante la serie de juicios en contra del expresidente, de órdenes de prisión preventiva que deberán ejecutarse en caso de que regrese a Ecuador, y por otro factor adicional. “Más allá de él (Correa) no veo ninguna figura de lo que fue Alianza PAIS que tenga una posibilidad real de ganar un proceso presidencial. Candidatos pueden tener, pero de ahí a tener opciones presidenciales es difícil”.

Contrarrestar un escenario argentino en Ecuador, para el también analista político, Francisco Jiménez, depende en buena medida de la capacidad de los actores políticos de entender el momento actual y ser capaces de ponerse de acuerdo al menos en líneas generales sobre cómo debe ser manejado el país. Además, de que el Gobierno convoque a un gran acuerdo nacional con todos los actores políticos sin discriminación, se trace una agenda con objetivos definidos. “Si cada uno camina por su lado en función de sus propias, aunque legítimas, agenda políticas de cara a las próximas elecciones creo que vamos a estar contribuyendo a que cualquier persona venga a proponer su candidatura y pueda hacer más daño que bien al país”.

Los hechos violentos y las manifestaciones de las últimas semanas en Ecuador y Chile, sumado al retorno del peronismo en Argentina (más en la página 24), a criterio de Jiménez, es un fuerte llamado de atención de la población sobre la existencia de una “fractura social”. Es decir, problemas de fondo en las economías, en los sistemas políticos y una sensación de falta de representación ciudadana sobre sus políticos lo que, a su parecer, puede ser un caldo de cultivo para que “cualquier pescador a río revuelto podría venir a posicionarse con discursos mesiánicos”. “La gran lección más que del retorno de un determinado socialismo es que la gente no está satisfecha y están muy molestos en el tipo de representación democrática que tenemos ahora. Los actores políticos tenemos que dar soluciones a esos problemas”.

Reacción

Un saludo que se hace esperar

Ni un saludo, por lo menos público, dirigido al presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, por parte de autoridades ecuatorianas. Hasta pasadas las 17:00 de ayer, ni la Presidencia, ni la Cancillería ecuatoriana emitieron alguna nota de prensa de felicitaciones como suele hacer en estos casos cuando países de la región o no eligen un nuevo mandatario.

El presidente Moreno, la mañana de ayer, envió un tuit destacando la jornada electoral general que vivieron tres países de la región este fin de semana. “Los pueblos de Colombia, Argentina y Uruguay se expresaron en las urnas. ¡La democracia triunfa en Latinoamérica! Continuaremos extendiendo nuestra mano para el trabajo conjunto por la paz y el bienestar común”, publicó el primer mandatario ecuatoriano.

Hasta el cierre de esta edición no se emitió ningún saluda directo al mandatario electo argentino ni se supo si recibió alguna felicitación por parte de Ecuador en privado.