Bedster, una maquina corriendo por delante

  Actualidad

Bedster, una maquina corriendo por delante

Elecciones. Alejandro Domínguez ocupaba el cargo interino en el organismo por Napout. Ayer en los sufragios fue respaldado.

Guayaquil - Le encontraron la vuelta al hijo de Sharp Humor y el Nativa Bambú no paró de festejar. Tras perder por partida doble en apretados finales, el alazán mostró a renglón seguido su nobleza despachándose con dos victorias realmente buenas que dejaron en el pasado, casi en el olvido, los mencionados malos ratos.

Hay motivos para la celebración. Primero una victoria fijando un minuto en el kilómetro con cuatro cuerpos de luz sobre el segundo, Darth Vader, y ahora una marca de primer orden en 100 metros más, 1.05.2, donde perdió de vista a sus rivales, con una separación de siete cuerpos sobre el favorito Marco Polo.

Mejor rendimiento, imposible, dos victorias seguidas para elevar a seis sus éxitos en Buijo, y un trofeo para una cuadra que viene abriéndose camino en el patio, ahora de la mano de Jaime Estrada, un entrenador destacado en la materia, y de un aprendiz muy joven, Jandry Ibarra, llamado a ser una estrella en su profesión.

La receta es muy sencilla en el turf: un caballo alcanza su mejor rendimiento cuando está bien entrenado, no tiene dolencia alguna y encuentra el jinete adecuado que lo entiende y lo lleva a su máximo rendimiento. Simple, natural, llano, no requiere de mayor explicación. Bedster está en su mejor momento; Ibarra le tomó el tiempo y a nadie llamaría la atención que siga sumando.

La marca, 1.24.2, más allá de lo liviano que lucía la pista, es por decir lo menos llamativa y mueve al elogio, por lo demás, el trofeo César García Álvarez va a buenas manos, el Nativa Bambú, digno de lucirlo.

Entre los otros destacados de la jornada estuvo también Armando Roncancio, el colombiano que se anotó cuatro victorias dejando saber que busca una nueva estadística en Buijo.

El domingo pasado hizo suyo medio programa. Se inició con el dosañero Séptimo Dan que ganó la Condicional de manera aplastante haciendo 1.01.4 en la segunda con Carlos Lozano en su silla; continuó con Azienda, que tuvo en Kitsy Ycaza una impecable conductora que la llevó a marcar 59.2 en los 1.000 m. de la tercera; luego alcanzó su tercer triunfo con el renovado Connenctor que detuvo el cronómetro en 59 segundos en el kilómetro de la cuarta, para finalmente cerrar con broche de oro su tarde con el noble Katakrack, que superó por “mínima” a Navratilova marcando 1.12.3 en los 1.200 metros. SDP