El banano, un ‘top ten’ que puede duplicar sus ventas

  Actualidad

El banano, un ‘top ten’ que puede duplicar sus ventas

Aún con amenazas y debilidades muy marcadas, la poderosa industria bananera ecuatoriana tiene una marcada preferencial en los consumidores por una simple razón: la calidad de su fruta.

La calidad del banano ecuatoriano es reconocida en el mundo.

Aún con amenazas y debilidades muy marcadas, la poderosa industria bananera ecuatoriana tiene una marcada preferencial en los consumidores por una simple razón: la calidad de su fruta.

Tres expertos, en el marco del foro mundial organizado por la Asociación de Exportadores y el Centro de Biotecnología de la Espol hacen un FODA (Fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas) para Diario EXPRESO sobre un sector que ocupa a 2,5 millones de personas, entre las que trabajan directamente en la industria y en las otras 13 actividades relacionadas de la economía nacional.

-La calidad del banano ecuatoriano es reconocida en el mundo: es menos ácido que la mayoría de la fruta que se vende en el mundo. Al ser el primer exportador, todas las empresas del mundo llegan a comprarlo. Eso ha hecho que en mercados como el ruso predomine la fruta de Ecuador, al igual que en buena parte del mercado del Mediterráneo y Europa del Este. Otro aspecto positivo es que se hacen menos ciclos de fumigación contra la sigatoka negra que Costa Rica o Colombia, sus principales competidores.

-Ecuador aún puede crecer. En palabras de Eduardo Ledesma, presidente de AEBE, es posible aumentar la productividad en un promedio de 100 a 200 cajas más por año de aquí hasta el 2021. Eso implicaría subir de 300 a 500 millones de cajas anuales. Aún tampoco se tienen abiertos todos los mercados, pero hay nichos en Irán, China, Corea, Turquía, Japón y algunos otros países de Asia que ahora cobran excesivos aranceles.

-La raza 4 del Mal de Panamá es la peor amenaza que se cierne sobre la industria y que está presente en Asia, donde ha devastado plantaciones. “En Sudáfrica se hizo un análisis de variedades de plátano y banano y se han mostrado resultados bastante prometedores y con buenos niveles de resistencia y otros no tan tolerantes”, dice Freddy Magdama, quien ha estudiado el hongo en Ecuador. Sugiere estén atentos a los modelos de detección del problema ya que se han revelado “falsos positivos” en el país.

-Pese a ser la industria más importante del Ecuador, el banano no tiene una entidad de investigación de relevancia que agrupe a lo público y lo privado. El CIBE, de la Espol, trabaja en programas de fertilización y en resistencia a fungicidas. “Hay que trabajar a la fertilización orgánica. Tenemos un biofertilizante que se fabrica en la Espol y que tiene efectos fungicidas. La nutrición es clave”, dice Doylet Sosa, del CIBE.