Bachelet y Humala lanzan programa de la OCDE para Latinoamerica

  Actualidad

Bachelet y Humala lanzan programa de la OCDE para Latinoamerica

Los jefes de Estado de Chile, Michelle Bachelet, y de Perú, Ollanta Humala, copresidieron hoy el acto de lanzamiento de la OCDE para Latinoamérica, que pretende ayudar a los países de la región a promover las mejores prácticas para la inclusión social,

El secretario general de la OCDE, José Ángel Gurría,  junto a la presidenta de Chile, Michelle Bachelet, escuchan el discurso del presidente peruano Ollanta Humala durante la ceremonia de apertura del Programa Regional para Latinoamérica y el Caribe de la

Los jefes de Estado de Chile, Michelle Bachelet, y de Perú, Ollanta Humala, copresidieron hoy el acto de lanzamiento de la OCDE para Latinoamérica, que pretende ayudar a los países de la región a promover las mejores prácticas para la inclusión social, mejorar la productividad y la gobernanza.

Esos son los “tres pilares básicos” destacados por Bachelet en el discurso hecho tras Humala en la sede en París de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), después de que su secretario general, el mexicano Ángel Gurría, hubiera explicado que el objetivo del programa es apoyar a los gobiernos de la región para “llevar a cabo las agendas de reforma”.

“Latinoamérica necesita consolidar sus progresos”, destacó Gurría, que también mostró su disposición a “entablar alianzas” con diversas organizaciones de integración de Latinoamérica, que estuvieron representadas al máximo nivel en París, junto a ministros de una decena de países de la región, además de la vicepresidenta de Costa Rica, Ana Helena Chacón.

Chile y Perú son los primeros en copresidir el programa porque el primero ejerce este año la presidencia de la reunión ministerial de la OCDE, que finaliza mañana, y el segundo es sede de un centro de desarrollo producto de la demanda de Humala que al inicio de su mandato solicitó una serie de diagnósticos sectoriales para diseñar sus políticas.

El secretario general afirmó que tanto el uno -que es miembro de la organización de la OCDE, el segundo latinoamericano tras México, que entró en 1994- como el otro, que tiene ambiciones para poder ingresar en el futuro, “han sabido activar políticas de crecimiento incluyente”.

Bachelet, además de agradecer “el inmenso apoyo” recibido de España y Portugal para poner en marcha este programa y de hacer hincapié en el interés de ambas partes por “acercarse”, se centró en uno de los retos grandes retos que siguen pendientes, pese a los avances que se han producido desde comienzos de siglo.

Así, recordó que Latinoamérica “sigue siendo la región con mayor desigualdad en el mundo”, y que un 28 % de la población sigue bajo el umbral de la pobreza pese a que entre 2003 y 2013 más del 10 % saliera de esa condición.

Fue en un momento en que el crecimiento era fuerte, una fase que cambió hace dos años, sobre todo a partir del hundimiento de los precios de las materias primas, que se ha traducido en una progresión económica de Latinoamérica inferior a la de la media de la OCDE.

Bachelet, que señaló que para sus países “la OCDE es un socio clave que promueve la inclusión”, le pidió que adopte con Latinoamérica un enfoque específico, que centre sus esfuerzos en las prioridades manifestadas por los países, que aliente el diálogo político y trabaje en la colecta de datos para tener estudios comparativos.

Humala alabó la experiencia de Perú en el “programa país” que ha estado desarrollando con asistencia de la OCDE, que es “una política de Estado” que va a continuar más allá de su mandato, igual que el apoyo de “las buenas prácticas”.

Los peruanos -argumentó- han “aprendido que hay cosas con las que no se puede hacer ideología, la macroeconomía”, y que donde se aplican las opciones políticas es en la distribución de rentas.

A ese respecto, aseguró que uno de los legados de su mandato será “la inclusión social” y precisó que en Perú se siguen reduciendo las desigualdades, algo que ahora ya no está ocurriendo en Latinoamérica como conjunto.

Humala también se refirió a que la diversificación económica -”no poner todos los huevos en la misma cesta”- ha sido y es otro de sus objetivos, y eso se ha traducido en “una revolución en la educación” con un incremento de la partida presupuestaria, que ha pasado del 2,9 % del producto interior bruto (PIB) al 4 % ahora y “la meta es llegar al 6 % en el próximo quinquenio”.

Más allá del caso de su país, señaló que “América Latina pasa por una encrucijada” por el parón económico que ha sufrido en los dos últimos años, pero también “es un espacio de oportunidades” que requiere una “modernización de sus Estados”, políticas de respeto al medio ambiente y, sobre todo, “de inclusión social”.

El jefe del Estado peruano era recibido esta misma tarde en el Palacio del Elíseo por el presidente francés, François Hollande, que mañana ofrece un almuerzo de trabajo a Bachelet.

EFE