Babahoyo, un relleno necesario

  Actualidad

Babahoyo, un relleno necesario

Gran parte de las tierras del litoral, que antes eran zonas aledañas a ríos, lagunas, riachuelos, humedales, etc., con el desarrollo y el progreso económico devinieron en ciudades. Otras, como Guayaquil y Babahoyo, tienen una larga historia de vínculos al mar y a los ríos. Por eso sus barrios periféricos y otros sectores de asentamientos populares nacieron en terrenos anegados, que a través del relleno hidráulico fueron incorporados como suelos seguros y hábitats más estables para la construcción de viviendas populares.

Hace pocos años en la ciudad de Babahoyo se hizo relleno hidráulico en diferentes sectores, en zonas pobres susceptibles de continuos anegamientos. Una área de esta ciudad fue atendida con esta modalidad, lo cual ayudó mucho a sus moradores, pues les permitió reconstruir sus viviendas en suelos de mayor seguridad, sin los riesgos que conllevan el lodo, el fango, los muy precarios puentes de caña y madera, etc. Así, estos barrios dejaron atrás las destrucciones por inundaciones.

La capital riosense por la vía del relleno hidráulico resolvió algunos inconvenientes barriales de miles de familias que lograron construir viviendas que mejoraron sus condiciones de vida. Hoy nuevamente hay una demanda social, una solicitud ciudadana para que se atienda por esta vía los problemas que tienen algunos de sus barrios populares.

El primer barrio de Babahoyo con relleno fue El Chorrillo. Luego El Cafetal. Más tarde, zonas aledañas al “bypass”, desde la ciudadela Muñoz Rubio hasta Sol Brisa, Nueva Ventura, etc. También lugares y espacios de la actual terminal terrestre, el edificio del 911, el hospital del Seguro y zonas contiguas a Barreiro y El Salto. Ahora, sectores populares piden que se concluya esta obra en zonas donde viven miles de familias pobres, como Sol Brisa 1 y 2, lo cual fue prometido en campaña electoral.

Es innegable que en muchos sectores de Babahoyo mejoró el hábitat de los barrios populares gracias al relleno hidráulico.

Los riosenses esperan que se atienda su actual demanda, puesto que esta obra puede contribuir a resolver problemas de suelo, entornos habitables y socioambientales en zonas de asentamientos precarios. Bueno sería que el Gobierno central retome este tipo de obras para atender la situación de familias pobres que requieren edificar sus viviendas en sitios más seguros.