Actualidad

Autor de crimen se entrega a la policia

Asediado por la presión pública, el presunto responsable de la muerte del ecuatoriano John Paul Guerrero salió a la luz después de cuatro días del accidente de tránsito ocurrido en Estados Unidos.

La víctima. John Paul Guerrero era un popular DJ. El lunes pasado murió en un accidente de tránsito en EE. UU.

Asediado por la presión pública, el presunto responsable de la muerte del ecuatoriano John Paul Guerrero salió a la luz después de cuatro días del accidente de tránsito ocurrido en Estados Unidos.

Según las autoridades norteamericanas, Kevin Osoria, de 27 años de edad, se presentó el pasado viernes ante el cuartel 75 de East New York como el presunto conductor que se dio a la fuga tras el atropellamiento de Guerrero, un popular locutor que trabajaba para la radiodifusora La Mega 97.9 FM y que era conocido como DJ Jinx Paul.

Según informaron los medios de comunicación, el locutor de 39 años de edad fue arrollado por un sedán negro de cuatro puertas en la intersección de las avenidas Jamaica y Sheffield, en el sector de East New York, el lunes por la mañana. El viernes pasado familiares y amigos organizaron un funeral para Guerrero en Washington Heights, pero sus restos serán traídos a su natal Ecuador.

Las investigaciones se centraron en las últimas horas en un carro color negro dejado en un taller de reparación de autos el lunes, el mismo día en que murió atropellado el popular DJ ecuatoriano.

Dicho vehículo, que respondía a las especificaciones del que golpeó fatalmente a Guerrero, presentaba el parabrisas roto en el lado del conductor, según se desprende de una foto captada por una cámara de vigilancia del taller de reparación y obtenida por la estación de televisión local NBC 4, que ahora es la base de la investigación para la unidad del NYPD encargada del caso.

Un trabajador del taller de reparación, no identificado para no entorpecer la investigación, habría dicho al reportero de NBC 4 que un hombre llevó el carro para reparación el mismo día del accidente y que le llamó la atención su insistencia de que el vehículo no fuera estacionado en la calle y exigió que quede dentro del taller.

Familiares y colegas habían hecho un llamado para que el conductor o conductora causante del accidente se entregue a las autoridades. “Desde el fondo de mi corazón, le pedimos a la persona que causó este daño que fuera más sincera consigo misma y nos haga saber qué pasó y por qué hizo esto”, dijo Gloria Guerrero, mamá de la víctima. El padre de Guerrero dijo que su pequeño nieto no cesa de preguntar por su papá. “Somos personas pacíficas, pero queremos justicia”, clamó.