Auditar las edificaciones que son Patrimonio Cultural

  Actualidad

Auditar las edificaciones que son Patrimonio Cultural

Auditar las edificaciones que son Patrimonio Cultural

Guayaquil necesita que se auditen las edificaciones que tienen el membrete de Patrimonio Cultural, porque muchas de ellas se encuentran obsoletas, con peligro de derrumbarse, y con el consiguiente peligro de causar daños y víctimas que lamentar, como la de Colón y Quito. Estas edificaciones que se encuentran por toda la ciudad se han convertido de refugio de animales, maleantes, consumidores de drogas y hasta en moteles gratuitos.

La ley al respecto no se encuentra objetivamente hecha para demostrar a los ciudadanos el placer de observar reliquias y contribuir al turismo en la ciudad. No puede el propietario de un bien designado patrimonio cultural mantener una edificación sin usarlo, ni alquilarlo, mucho menos venderlo; es decir, el prestigio se convierte en inconveniente para su propietario. Un bien convertido en patrimonio cultural tiene muchos años de construcción, por lo que los dueños los han desocupados (herederos); consecuentemente tampoco pueden adquirir algún valor económico porque nadie los alquila y no se pueden vender, terminando en ruina tanto para el ornato como para sus legítimos propietarios. Es de prioridad entonces conocer cuáles deben ser derribados.

Ab. Franklin Lituma