Actualidad

Aucas se aferra al milagro

Los jugadores de Aucas festejaron a rabiar el triunfo ante River Ecuador, junto a las cinco mil personas que llegaron al estadio Gonzalo Pozo Ripalda, en Chillogallo, al sur de Quito.

Felicidad. Esteban Solari festeja el segundo gol de Aucas, ayer ante River Ecuador. Juan Carlos Villacrés corre para abrazarlo.

Los jugadores de Aucas festejaron a rabiar el triunfo ante River Ecuador, junto a las cinco mil personas que llegaron al estadio Gonzalo Pozo Ripalda, en Chillogallo, al sur de Quito.

Era una de sus cuatro finales y la superaron con buena calificación. No solo por el resultado, sino también por el funcionamiento. El equipo del colombiano Armando Osma está mostrando una imagen sólida. Luce fuerte en su defensa y rápido en el ataque. Aún le falta pulir en la definición, pero con lo que hizo ayer tiene el derecho de soñar con salvarse del descenso.

Con 38 puntos, está penúltimo en la tabla acumulada, a cuatro puntos del Delfín, que está décimo. Pero con los tres de ayer también metió en el baile por no descender a River Ecuador y Fuerza Amarilla. Ambos tienen 44 unidades.

Desde el inicio Aucas trató de encerrar a River. Enfocó su ataque por las bandas y con pases a profundidad. Joao Rojas y Ayrton Preciado se convirtieron en los hombres más peligrosos, pero sin la puntería para abrir el marcador.

Poco a poco River se asentó en la cancha y empezó a disputar la posesión del balón. No le alcanzó para dominar, aunque dejó de pasar sustos en su arco.

En el segundo tiempo todo cambió a favor de Aucas. Encontró pronto la apertura del marcador gracias a Edison Carcelén, de cabeza. Después, los orientales ampliaron el marcador con otro cabezazo, esta vez de Esteban Solari.

River reaccionó tibiamente y le alcanzó para descontar, por intermedio de Jhonatan Cevallos. Pero el equipo quiteño respondió con una nueva anotación. Ayrton Preciado aprovechó un error de la defensa y marcó la tercera con un globito, aprovechando que estaba salido el arquero Juan Molina. JLV