Actualidad

En la Asamblea aún hay dudas sobre el coronavirus

La ministra de Salud, Catalina Andramuño, tiene previsto comparecer a la Comisión de Salud. De sus respuestas dependerá una eventual fiscalización.

MINISTRA DE SALUD
La ministra Andramuño (i) informó el resultado de la prueba al paciente chino.RENE FRAGA / EXPRESO

Lo que tanto se esperaba. El Ministerio de Salud Pública descartó que el paciente chino en Ecuador sea portador del nuevo coronavirus 2019. Luego de una larga espera por los resultados del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Atlanta, Estados Unidos, la ministra Catalina Andramuño pudo afirmar que se trata de una hepatitis B.

coronavirus

Coronavirus: Cancillería analiza opciones para evacuar a los ecuatorianos en Wuhan

Leer más

Esto da respuesta a una de tantas preguntas que aún rondan el tema del coronavirus y que en la Asamblea Nacional no dejan de plantearse. ¿Está preparado el país para enfrentar esta enfermedad? Es la interrogante recurrente y que le plantearán hoy a la ministra de Salud, quien tiene previsto comparecer ante la Comisión de Derechos de la Salud del Legislativo.

De las respuestas y de lo convincente de las mismas dependerá que los legisladores consideren conveniente o no iniciar un proceso de fiscalización a la secretaria de Estado, reconocieron dos de los miembros de la mesa legislativa. “La prioridad es que las personas estén informadas. Más adelante evaluaremos cualquier proceso de fiscalización, si cabe. La comparecencia será un termómetro”, precisó el asambleísta y miembro de la mesa de Salud, Sebastián Palacios, de las filas del movimiento SUMA.

He pedido, a través de un oficio, a la ministra de Salud que nos informe cuáles serán las acciones que se adoptarán en el caso de que el virus llegue al país:definir cercos epidemiológicos, sitios específicos en los hospitales, control aeroportuario.

Sebastián Palacios, asambleísta.

Con él coincide la legisladora socialcristiana y también integrante de la comisión, Patricia Henríquez. Ella reconoce estar preocupada por la escasa información que difunde la fuente oficial:el Ministerio de Salud. “Primero, no hay respuesta sobre la prueba enviada a Atlanta y ya han pasado más de 72 horas. Segundo, solo 15 hospitales están habilitados para tratar el coronavirus en el país. ¿Son suficientes?”, replica la asambleísta.

“¿Existe la suficiente cultura preventiva de las personas? Esa es una de mis preocupaciones. Si usted ve, las personas se ponen un rato la mascarilla y se la sacan. No tienen la costumbre de usarla. Ni al toser taparse la boca. Falta más comunicación.

Patricia Henríquez, legisladora.

El legislador del bloque de la Revolución Ciudadana, Bairon Valle, también se declara preocupado por la actuación de la cartera de Estado y “la manera fría” en la que ha tratado el tema. “No hemos visto acciones concretas, solo pronunciamientos que dicen todo lo contrario. Yo, personalmente, no sé si el paciente (chino de Quito) está vivo o muerto. Es preocupante”.

“¿Cuáles son las medidas adoptadas? ¿Cómo está el cerco de salud? ¿Cuáles son las medidas preventivas en el caso de comprobarse que es positivo el caso de coronavirus en Ecuador ? No hemos recibido ninguna información.

Bairon Valle, asambleísta. 

Su colega del movimiento Ahora, Fabricio Villamar, califica como “rupestre” el manejo comunicacional del Ministerio de Salud, sobre todo para esclarecer si el Gobierno es capaz o no de controlar la enfermedad. “Han hecho ruedas de prensa para explicar que no tienen información, que no saben, que no les llega (los resultados de la prueba). Y dejan la impresión que no están claros de lo que está sucediendo”.

No creo que (la gestión sobre el tema del coronavirus) sea un caso para iniciar un proceso de fiscalización que lleve a la ministra a un juicio político, pero es necesario que los representantes del Ejecutivo vayan a rendir cuentas al Legislativo.

Fabricio Villamar, asambleísta.

Tanto Valle como Villamar concuerdan con Palacios y Henríquez en que mientras no se dé respuesta a varias dudas es complicado hablar de un proceso de fiscalización a la ministra Andramuño. Por ello la importancia de su comparecencia ante la Comisión de Derechos de la Salud para que brinde información que, de momento, es escasa.