Actualidad

La arrogancia produce conflictos

dice un viejo adagio popular “No nos olvidemos cuando la vaca era ternera”. Esto quiere decir que cuando estemos ejerciendo un cargo público o privado, sigamos siendo las mismas personas, sin nada de cambio ni egos. Qué lindo es que nos sigan respetando y admirando con humildad y sencillez, y sirviendo a los que nos necesitan. No usando la influencia para opacar a otro. Todo lo que sube baja y viceversa. El ser humano tiene que ser siempre humilde, sencillo, jocoso y amiguero. La arrogancia produce conflictos, la sabiduría está en escuchar. La gente que escribe los libros rara vez es intelectual, los intelectuales son gente que habla sobre los libros que han escrito otros.

Javier Valarezo Serrano