Armaron la fiesta en Europa

  Actualidad

Armaron la fiesta en Europa

Antonio Valencia fue, una vez más, el ecuatoriano con mayor trascendencia en el fútbol europeo. Su titularidad en el Manchester United de José Mourinho, los dos títulos conseguidos y la elección como el mejor del mes le acreditan ese reconocimiento.<

Armaron la fiesta en Europa

Antonio Valencia fue, una vez más, el ecuatoriano con mayor trascendencia en el fútbol europeo. Su titularidad en el Manchester United de José Mourinho, los dos títulos conseguidos y la elección como el mejor del mes le acreditan ese reconocimiento.

Valencia, sin embargo, tuvo que superar duros momentos en este año, como la fractura de su mano. Aún así, sigue vigente en el fútbol de más alto nivel en el mundo.

Pero otros tricolores también se abren paso. Cristian Ramírez, por ejemplo, celebró dos títulos en Hungría y ahora jugará en la liga rusa. Allá tendrá como competencia a otro ecuatoriano: Christian Noboa. Él es titular en el Rostov, que fue subcampeón de la liga y que disputó la fase de grupos de la Champions League.

El delantero Felipe Caicedo, también disfrutó de un título. Aunque, de reconocimiento menor. Ganó la Supercopa de Cataluña. La obtuvo después de vencer en un partido al Barcelona. Él fue clave en ese juego anotando el tanto del triunfo. Eso sirvió para que recupere espacio en el equipo.

Hay más ecuatorianos en Europa que buscan mayor protagonismo. Enner Valencia pasó del West Ham al Everton. Apenas en la recta final del año empezó a ganarse un lugar como titular. Jefferson Montero, del Swansea, ha tenido muchos problemas con las lesiones y no ha podido asentarse como inicial. Su club, de paso, ha sufrido constantes cambios de entrenadores.

La experiencia europea de este año es una pesadilla para el lateral Juan Carlos Paredes. Él fue relegado del equipo principal y para tener ritmo de competencia se vio obligado a jugar en los torneos de reserva.