Apurado y vestido de Argentina, Tucuman hizo historia en Quito

  Actualidad

Apurado y vestido de Argentina, Tucuman hizo historia en Quito

Fernando Zampedri, autor del gol de Tucumán, cae ante la marca de Guerra.

El partido más esperado por dos hinchadas como las de El Nacional y Atlético Tucumán estuvo en el aire durante varias horas. Con miles de aficionados en el Atahualpa esperando, todo fue nervios. Ecuatorianos y argentinos debían medirse a las 19:15, pero el conjunto argentino llegó 55 minutos tarde al estadio capitalino.

Pese a ello, y contra el reglamento de la Conmebol, que solo permite 45 minutos de retraso, el encuentro se jugó. Resulta que los ‘gauchos’ no pudieron viajar a la hora prevista desde Guayaquil, ya que no contaban con un permiso de vuelvo requerido en el aeropuerto. Según medios argentinos, la aeronave no estaba habilitada para operar en la terminal aérea de Tababela.

El vuelo de los argentinos tomó pista a las 19:28 en la capital. De inmediato, en un bus se desplazaron junto a un operativo policial hasta la cancha del Olímpico, llegando a las 20:10. Para colmo, no tenían uniforme. Allí, el equipo de Argentina que juega el torneo Sub-20 les prestó sus uniformes.

A pesar de que Tito Manjarrez, presidente de El Nacional, se mostró riguroso ante el reglamento, la presión argentina tuvo premio y los ecuatorianos aceptaron que se disputase el choque.

Eso sí, aceptó jugar el encuentro, pero quisieron dejar constancia de su disconformidad, y completaron el cotejo “bajo protesta”, según informaron los dirigentes ‘militares’. Es decir, se guardaron una opción de apelar y buscar la impugnación del partido una vez finalizado, ya que son conscientes de que el reglamento se incumplió anoche.

El Nacional perdió el rumbo anoche

Las ilusiones murieron. Luego de esperar durante horas en el estadio y con la esperanza de clasificar luego de haberse traído un empate de tierras argentinas (2-2), los hinchas de El Nacional vieron caer a su equipo anoche. En un partido discreto, los ‘militares’ no pudieron ejercer un dominio completo en la cancha y perdieron 0-1, quedando eliminados de la Copa Libertadores.