Las apps, parte de la nueva era digital

  Actualidad

Las apps, parte de la nueva era digital

Cada vez más ecuatorianos crean nuevas herramientas dentro del mundo tecnológico. El objetivo es lograr plataformas de máxima utilidad para los consumidores.

Apps
Ballers Out y Pop Up Cinema.Cortesía

El talento, la innovación y la creatividad están presentes en los ecuatorianos que han apostado por la tecnología. Hace varias semanas, destacó la noticia sobre un grupo de universitarios que inventó un videojuego educativo, Space Travelers, con el que ganaron el primer lugar del certamen NASA Space Apps Challenge 2021. Los estudiantes de la Escuela Politécnica del Litoral (Espol) crearon esta herramienta dirigida a niños de 10 a 14 años, para enseñar sobre los peligros que enfrentan los astronautas en el espacio y de qué forma pueden superarlos.

Mapas

Servicio de mapas, guías completas para viajar

Leer más

De igual manera, el ingenio de dos hermanos (Juan Manuel y Juan Radamés Lorences) los llevó a crear una aplicación en la que incentivan a crear nuevas experiencias en la ciudad. Lo que caracteriza a Ballers Out es que es una plataforma en la que se encuentra información de más de 30 establecimientos (como restaurantes, bares y cafeterías), en los que las personas puedan hacer una ruta gastronómica en Guayaquil y Samborondón.

También cuentan con opciones recreativas para disfrutar con sus allegados (como hacer un sobrevuelo en la ciudad o tener una carrera de go kart en el kartódromo). En todos ellos, la app permite a sus usuarios tener beneficios exclusivos y descuentos. “Nos dimos cuenta de que ya había una red social para leer noticias (Twitter), una para ver fotos (Instagram), pero no había una app que facilite la creación de experiencias. Nuestro objetivo es conectar digitalmente a las personas para que salgan y disfruten del mundo real”, dice Juan Manuel.

Pese a que les tomó cerca de siete meses la programación del software (contaron con la ayuda de varios amigos), el emprendedor relata que el mayor reto hasta la fecha ha sido la captación de usuarios. Su lanzamiento fue a mediados de julio y, hasta la fecha, Ballers Out cuenta con más de 2.500 descargas y más de 600 cuentas activas.

“En Ecuador hay mucho talento, pero aún existe un poco de miedo al emprender en el campo tecnológico”, añade Juan Manuel.

Otro proyecto positivo para el mundo tecnológico es Pop Up Cinema, una propuesta para disfrutar de películas y obras de teatro ecuatorianos en una sola plataforma de ‘streaming’. Carlos Alcívar, Ricardo Velástegui, Alberto Pablo Rivera, Paúl García y Javier Velástegui son los socios fundadores. “Ricardo y Javier siempre han estado involucrados en el mundo del teatro y yo, en el cine. Hace siete u ocho años, con Ricardo comenzamos a pensar en esta idea porque decidimos que no solamente debíamos ser actores, sino también directores y escritores”, dice Rivera.

Aplicaciones_Tecnología_Casa

Las ‘apps’ que se encargan de ciertas tareas domésticas

Leer más

Por eso, en 2019 tomaron la decisión de poner en marcha el proyecto y fue así como se unieron a Carlos Alcívar y Paúl García, quienes se encargaron de la creación de la app. “Para el desarrollo de esta herramienta tecnológica tuvimos que realizar una amplia investigación previa. El proyecto tomó dos años porque nuestro mayor reto era dar el mejor servicio posible. La tecnología en Ecuador está al mismo nivel que en otros países, al ser un área que está en constante evolución, no podemos quedarnos atrás”, dice Alcívar, experto en Sistemas.

Eso sí, pese a que uno de los mayores retos de este proyecto fue elaborarlo durante la pandemia, Rivera afirma que decidieron ver este año como una oportunidad de crear contenido artístico que no solamente se pueda disfrutar en un teatro o sala de cine; sino que la tecnología sea una aliada para que más personas, en Ecuador y el mundo, disfruten del talento local a través de sus dispositivos móviles. Actualmente, Pop Up Cinema cuenta con 30 opciones de contenido grabado por ellos y otros artistas locales, y esta cifra aumenta cada mes. “Como ecuatorianos, al no tener opciones cinematográficas nacionales de fácil acceso, nos hemos acostumbrado a consumir lo extranjero. Es superimportante tener una identidad, saber de dónde eres y verse reflejado en una pantalla”, recalca Rivera.