Ana Maria Adum, una mujer con poder

  Actualidad

Ana Maria Adum, una mujer con poder

A los 4 años inicia su formación como bailarina en la Academia de Ballet de Inge Bruckmann. Luego, Carolina Chávez pule su talento hasta los 15. Sin embargo, Ana María cuenta que la rebeldía aparece en escena y se olvida del ballet; pero en el colegio

Adum inició su formación como bailarina a los 4 años.

A los 4 años inicia su formación como bailarina en la Academia de Ballet de Inge Bruckmann. Luego, Carolina Chávez pule su talento hasta los 15. Sin embargo, Ana María cuenta que la rebeldía aparece en escena y se olvida del ballet; pero en el colegio aún montaba coreografías para todo evento. Al convertirse en bachiller retoma su pasión, y en la universidad junto a una compañera acuden a la academia de Sonia Levy. “Allí bailamos de todo, me dijo.

Fui y Sonia me dice ¿y tus zapatos de flamenco? A la siguiente clase llevé unos tacones cualquiera. Yo le huía a esa danza española, tenía el concepto de que era para señoras mayores, pero cuando la bailé, a los 18 años, me enamoré y olvidé el ballet de por vida”. Señala que su personalidad es como el flamenco, dócil y fuerte a la vez. “El ballet me reprimía y el flamenco me liberó, me deja ser quien soy”.

En 2005 funda Amagia Danza Compañía y con su grupo se presentaba en varios eventos. Hasta que llegan sus shows más grandes, de los cuales se encarga de la dirección, producción, coreografía, comunicación y promoción, en resumen, de todo. En 2007 monta Amagia Danza Escuela, y comparte la dirección con Valeria, su hermana.

Su interés por el flamenco la lleva a estudiar a España, por dos ocasiones. En la primera toma clases con la coreógrafa y bailaora portuguesa Diana Thedim y en la segunda, con Cristóbal Reyes, tío del famoso Joaquín Cortés.

El arte y la solidaridad reinan

Una tía la anima a inscribirse en el reinado de Guayaquil, hace doce años. Ganó y en su periodo promueve el arte y flamenco en la ciudad. Recuerda que daba clases gratuitas a niñas de escasos recursos, por dos años seguidos, pero no pudo seguir costeando su instrucción, por lo que en la actualidad beca a niñas con aptitudes para la danza.

Respecto a los reinados de belleza piensa que se debería cambiar el sistema. Su propuesta es que las participantes presenten proyectos y gane el mejor, sin importar estatura, peso o color.

Una vida llena de letras

Revela que escribe desde los 11. Luego en agencias de publicidad se encarga de la redacción creativa de varias campañas. Nunca ha parado de escribir y hoy es autora de dos obras. La primera es ‘poesía libre’ y fue hecha en una época oscura de su vida.

Los textos no llevan título sino el día en el que los plasmó en papel. La segunda es un cuento de realismo mágico guayaco y, confiesa cierta influencia de Gabriel García Márquez, su escritor favorito. Sus planes, no tan lejanos, son publicarlos.

Cuenta que tuvo una crisis existencial, pues muchas carreras le gustaban y no sabía por cuál decidirse. La primera que consideró fue la Literatura, pero se retiró porque sabía que las plazas de trabajo en ese campo eran limitadas. Luego estudió simultáneamente arte y danza, y ocurre algo similar, por lo que resuelve estudiar Comunicación Social, y consigue trabajo rápidamente. “Las otras pasiones quedaron como pasatiempos en ese entonces”.

‘Majas power’

Es su show número 13, en el cual vuelve a fusionar el flamenco con otros géneros. ¿Por qué el nombre? Porque quiere rendir tributo a mujeres importantes en la música, 20 en total, como Aretha Franklin, Adele, Amy Winehouse, Alanis Morrisette, Mercedes Sosa, Shakira, Celia Cruz, Madonna, Beyoncé, Rosalía, entre otras.

Serán 80 minutos sin intermedios, divididos en 5 partes y por géneros (soul-jazz, rock, pop, música latina y española). De la melodía en vivo se encargará la banda Emotion Band, con la dirección de Javier Cueva. Las voces de Luchiana Hackman, María José Blum y Pili Villegas de Román son parte del show, acompañada por más de 20 bailarines.

“No solo busco un espectáculo bonito, traigo un mensaje social de igualdad de género y rechazo a la violencia machista. También quiero que la gente conozca el flamenco, por eso lo fusiono. Una parte estremecedora es el poema ‘Me gritaron negra’ de Victoria Santa Cruz, compositora y coreógrafa afroperuana, el cual habla del racismo.

La autora recita con una cadencia que sintió culpa, pero luego se liberó. Comparo esta obra con lo que siente una mujer, es un cántico de empoderamiento”.

Vestuarios con mensajes

Uno de los vestuarios hace alusión al icónico póster We can do it, elaborado por J. Howard Miller, 1943, para una compañía estadounidense, pero Adum lo adaptó al flamenco, diseñando una falda yin con volantes de 11 pantalones reciclados (foto portada). Asimismo hay otro con estampado militar, pero admite que no es guerra contra los hombres, sino contra una misma, “es vencerme y ganarle a esa voz que me dice no puedes. Hay otro traje, más romántico, mostrando nuestro lado dócil”.

Al preguntarle si es una ‘maja power’, responde que sí, porque contribuye en hacer realidad los sueños de bailarinas que han deseado toda su vida estar en un escenario. “De eso se trata ser poderoso, no de ti, sino de los demás”.

La reina de su casa

No tiene banda de ese reinado, pero los brazos de sus hijos, Juan Diego (8 años) y Santiago (4), la forman sobre su cuerpo. Su crianza es con apego, lo proclama como lema. Confiesa que lo que más ha querido en su vida es ser mamá. “Una vez me quedé trabajando tarde en la agencia y pensé... si quiero ser madre con este estilo de vida no podré criar a mis hijos, y no tenía pareja, pero me decía necesito una actividad que me dé tiempo para estar con ellos”.

Hoy, su familia es su prioridad y es madre a tiempo completo, está casada con Juan Diego Espinoza. Admite que es afortunada por llenarlos de recuerdos y enseñanzas. Da gracias a Dios por estar presente en sus vidas.

Personal

- Tiene 36 años.

- Estudió Comunicación Social con mención en redacción creativa en la Universidad Casa Grande.

- Recibió el premio a la alumna más creativa de la promoción de Técnicos en Publicidad, 2005.

- Ganó dos Cóndores de Oro estudiantiles y un Caracol de Plata (concurso de publicidad argentino).

- Primer puesto en el FAAL en danza, 2006.

- Reina de Guayaquil en 2007.

El dato

-La única función es el 22 de noviembre, a las 20:30 en la sala principal del Teatro Sánchez Aguilar.