America sale a la calle

  Actualidad

America sale a la calle

Las democracias del continente han vivido un mes de protesta y conmoción. Son la vía para reclamar por cambios y respuestas

América sale a la calle

Cuando las instituciones callan; las calles hablan. En las últimas tres semanas, Ecuador se vio estremecido con un nuevo ciclo de protestas opositoras, pacíficas y callejeras que pedían a la autoridad electoral una medida para legitimar el resultado de abril. Ese ciclo, cerrado por la concentración oficialista que buscó en el mismo espacio (la calle) la legitimidad que le han reclamado, es un síntoma extendido a lo largo del continente durante el último mes.

El continente ha salido a la calle. Las mareas humanas que se han tomado las avenidas de por lo menos nueve países en las últimas cuatro semanas, lo han hecho desde las democracias sólidas como Estados Unidos hasta las fallidas como Venezuela. Sus motivaciones son tan variadas como los resultados: pedir cambios en la educación chilena, rechazar la generalizada corrupción brasileña, solicitar rectificaciones al macrismo de Argentina, protestar contra el incremento de pasajes urbanos en Colombia, descartar las pretensiones inconstitucionales de reelección indefinida en Paraguay, exigir la liberación de la información tributaria de Donald Trump en Estados Unidos, o todos los motivos imaginables para recuperar la libertad, democracia y prosperidad que alguna vez hubo en Venezuela. Todos los movimientos de presión han logrado algo, aunque no sea siempre la propuesta original.

Los sociólogos dedicados al estudio de estas manifestaciones consideran que la explosión en cadena de protestas en el continente puede interpretarse “como el intento de nuestra sociedad por empoderarse” y “la evidencia del desgaste institucional en nuestras democracias”, aseguró el profesor Teodoro Solórzano, voz autorizada en la materia, en conversación con EXPRESO.

El prisma de manifestaciones que recorre el continente guarda siempre un patrón común: se sabe cuándo empiezan y cómo, pero nunca cuándo terminan. En la mayoría de los casos, eso está por verse.

Argentina

Causa: Las medidas de choque que Mauricio Macri ha debido aplicar para aligerar la carga kirchnerista han conseguido respuesta en las calles por parte de los sindicatos. Efecto: El escándalo por la represión ha llevado al macrismo a rectificar y podría terminar en una mesa de negociación.

Brasil

Causa: La corrupción generalizada que involucra a los expresidentes Ignacio Lula da Silva y Dilma Rousseff. También a más de 200 legisladores del actual gobierno de Michel Temer con el caso Odebrecht. Efecto: Anticipado levantamiento del sigilo en Fiscalía.

Chile

Causa: Miles de estudiantes salieron a las calles tras considerar que la reforma educativa de la socialista Michelle Bachelet había traicionado su lucha de una década. “La educación sigue en crisis” decían. Efecto: El Congreso ha prometido la revisión del proyecto.

Colombia

Causa: El alza de 100 pesos en el pasaje del Transmilenio de Bogotá produjo un malestar generalizado. Jóvenes estudiantes salieron a las calles con garantías para protestar, a inicios de abril. Efecto: No hubo marcha atrás en la medida.

EE. UU.

Causa: La negativa de Donald Trump a entregar sus declaraciones de impuestos a la opinión pública, una tradición nunca incumplida, llevó a manifestaciones en más de 15 Estados. Efecto: Ninguno. Trump no entregará sus impuestos.

Ecuador

Causa: La sensación de ilegitimidad por los resultados electorales llevó a los opositores a las calles, especialmente a las afueras del CNE para pedir un recuento general. Efecto: El CNE ignoró el pedido, pero aprobó un recuento parcial de votos.

Nicaragua

Causa: El revolucionario Daniel Ortega entregó a los chinos la construcción del Canal de Nicaragua. Las manifestaciones han intentado protestar contra la medida. Pero han sido reprimidas. Efecto: Se preparan nuevas manifestaciones en el país.

Paraguay

Causa: El derechista Horacio Cartes propuso la reelección indefinida para beneficiarse contra la Constitución. La indignación ciudadana se tradujo en violentas protestas que llevaron al incendio del Congreso y una muerte. Efecto: Cartes renunció a postularse.

Venezuela

Causa: La ruptura del orden democrático, el hambre, la inseguridad y la crisis humanitaria llevaron a la oposición a manifestarse con seis millones de personas en las calles. Reprimidos por el Gobierno, van 16 muertes. Efecto: Maduro ha sugerido negociar.