Las alianzas

  Actualidad

Las alianzas

Las alianzas políticas tienen su ventaja, la última que arrojó beneficios fantásticos puso a Correa como presidente. Todos juntos. Bueno, casi todos. Indígenas, académicos, izquierda, centro, todos menos los votantes por Álvaro Noboa.

En diez años esta superalianza se rompió, básicamente, según los desertores de AP, porque el presidente había cambiado su rumbo. Para los de izquierda se había hecho de derecha y viceversa. Resultó extraño que gente formada en Derecho apoyara por mucho tiempo más a un régimen represivo e insultador y, por algunos personajes que siguen en cargos políticos, sigue siendo extraño.

Ante las nuevas elecciones, muchos ex-AP se han juntado con los que siempre mantuvieron una postura de oposición o con otros grupos de “ex-AP” más organizados. Sorprende que Carrasco haya desmerecido a Cynthia Viteri, después de apoyar y fundar La Unidad; sorprende que Morales salga de Centro Democrático y que se mantenga en el Gobierno, cuando Jairala siempre se refirió a él como vicepresidente de su agrupación política. Que el alcalde de Quito, consciente de que es alcalde porque los capitalinos le dieron el voto solo por no dárselo al correísmo, no haya tomado una postura determinada en lo político, pues primero estuvo con Nebot, luego guardó silencio, después se unió a Lasso. Al final ¿qué postura es la suya? Por último, Andrés Páez se convierte en binomio para apoyar en la sierra a Lasso; Jairala se convierte en aliado para captar votos para Moncayo en la costa y pocos entendemos lo que hace González junto a la candidata del PSC. Cambios de camisetas que nos llevarán probablemente a reclamarles aquello en lugar de pedirles la agenda política que han diseñado para y por el bien del país.

A nosotros nos queda cumplir la obligación de ver con mucha atención cómo se mueven los personajes y a cambio de qué ceden su voz y voto. No para juzgarlos por sus cambios de bandos políticos pero sí para cuestionarlos cuando con el poder en la mano, apuesten por sus intereses y no por los nuestros.

colaboradores@granasa.com.ec