La Alianza por el Cambio oficializa a sus candidatos y binomio presidencial Lasso-Paez

  Actualidad

La Alianza por el Cambio oficializa a sus candidatos y binomio presidencial Lasso-Paez

Al ritmo de Alleguez Son y con un coliseo a reventar, la Alianza por el Cambio oficializó -la mañana de ayer- a su binomio presidencial y a los candidatos que participarán en las diferentes dignidades de las elecciones 2017.

Binomio. Guillermo Lasso y Andrés Páez lideran la Alianza por el Cambio.

Al ritmo de Alleguez Son y con un coliseo a reventar, la Alianza por el Cambio oficializó -la mañana de ayer- a su binomio presidencial y a los candidatos que participarán en las diferentes dignidades de las elecciones 2017.

El evento se desarrolló en el coliseo Voltaire Paladines Polo, de Guayaquil, en una convención nacional que reunió a toda la militancia del movimiento CREO y de todas las agrupaciones políticas que apoyan la candidatura presidencial de Guillermo Lasso y su binomio Andrés Páez.

Con la mano derecha (y también la izquierda) alzadas, César Monge, director nacional de CREO, tomó el juramento y ‘lealtad’ a los 142 candidatos a asambleístas nacionales y provinciales (principales y suplentes), así como a los postulantes para parlamentarios andinos.

Desde un rincón del coliseo, los candidatos juraron al unísono “representar a todas las familias ecuatorianas en este proceso de cambio...”.

En la tarima, Páez hizo público su gratitud a los movimientos que los respaldan y su “más absoluta lealtad” a Lasso, dentro de la firma a la que denominó “la partida de nacimiento de una nueva Patria”, en una “verdadera unidad por el cambio”.

Su discurso se centró en el combate a la corrupción, su fuerte. Pero dejó en claro que, “no me voy a prestar a venganzas ni a perseguir absolutamente a nadie”. “Pero eso no significa que no fiscalicemos hasta el último acto de este Gobierno”, puntualizó.

El prefecto de Azuay, Paúl Carrasco, líder del movimiento Juntos Podemos, calificó al día como especial “porque cambiamos la historia”, al dejar de lado ese pasado. Su discurso llevó un mensaje conciliador: dejar de lado las rencillas, las peleas y los conflictos.

María de Lourdes Alcívar, una representante que no figura en la lista de candidatos, pero que Monge resaltó como la imagen que hace falta y que ha estado ausente durante los diez años de gobierno: la primera dama de la Nación, subió también a la tarima. Lo hizo para apoyar a su esposo Guillermo Lasso, quien -al mediodía- apareció en medio de los aplausos y gritos de respaldo.

Tras un beso apasionado sobre el tablado, el presidenciable dejó de lado el discurso programado para agradecer a Páez y a las demás agrupaciones que lo respaldan, así como a Fernando Villavicencio, de quien reiteró será asambleísta de CREO.