Alfredo Arias pierde el respaldo del hincha

  Actualidad

Alfredo Arias pierde el respaldo del hincha

Arias cumple hoy 390 días al frente de Emelec, recibió a un equipo puntero y en su debut ante Independiente perdió el liderato que robó Barcelona, que se terminó llevando la etapa y luego el campeonato.

Luego de 390 días al mando de Emelec, el DT recibió el “fuera Arias, fuera” de la afición, tras el empate amargo ante Guayaquil City

Domingo 29 de mayo de 2016. El entrenador uruguayo Alfredo Arias arribó al Puerto Principal para asumir el cargo de director técnico de Emelec, con un corto curriculum pero un idilio con la hinchada de su último club, el Santiago Wanderers de Chile. Amor que no se pudo propagar entre los simpatizantes azules, o si lo hizo, terminó.

Luego de que el árbitro Roddy Zambrano marcó el final del empate entre Emelec y Guayaquil City, un grito incesante y casi anárquico empezó a desbordar las gradas del Christian Benítez: “¡Fuera Arias fuera, fuera Arias fuera!”, fue el guion que condenó la relación entre el fanático azul y el charrúa.

Y es que Arias enamoró al club chileno por su estilo de juego protagonista, siempre en busca del arco contrario, de presión asfixiante, de identidad. Hoy Emelec no posee ninguna de estas características, el hincha lo sabe y está impaciente.

Desde “cambios sin sentido”, “no juegan a nada”, “si ganamos es por los jugadores”, “se perdió el estilo” y otras frases, fue el descargo de los fanáticos del Bombillo al cierre del partido para el charrúa.

Arias cumple hoy 390 días al frente de Emelec, recibió a un equipo puntero y en su debut ante Independiente perdió el liderato que robó Barcelona, que se terminó llevando la etapa y luego el campeonato.

Aunque las estadísticas que marca el uruguayo no son negativas, no han bastado para que los eléctricos ganasen alguna de las tres etapas que tuvo en juego.

Luego de tres torneos consecutivos Emelec vio cómo su rival de barrio alzaba el trofeo. El hincha perdonó por esa recordada victoria 2-1 en el Monumental. Las esperanzas reposaban en el año próximo.

Desde cero, certificando contrataciones de este Emelec 2017, entre jugadores jóvenes, que marcaban un nuevo proyecto, Arias no tenía excusas para que su máquina no andase a su gusto.

Pero en casi ocho meses de la temporada, Emelec genera más dudas que aciertos. Fichajes foráneos que se posan en el banco de suplentes y una clara baja de rendimiento de elementos claves en el club.

Son pocos los partidos implacables de Emelec en la era del charrúa y su gente lo sabe. Aunque el presidente del club, Nassib Neme, ha dado su voto de confianza al DT con un contrato hasta 2019, el hincha espera cambios para no tener que depositar su esperanza para el siguiente año.