Actualidad

Alfredo Arias: “En un gigante como Emelec solo servia ser el primero”

Mientras las cámaras y micrófonos seguían a los jugadores de Emelec -quienes celebraban junto al trofeo que los consagraba campeones- en un rincón de la cancha del estadio_Jocay, Alfredo_Arias vivía una celebración muy íntima, una en la que dejaba atrá

 Amistad. Alfredo Arias reconoce que el apoyo del preparador físico Ignacio Berriel (d) y del asistente Héctor Rodríguez fue fundamental.

Mientras las cámaras y micrófonos seguían a los jugadores de Emelec -quienes celebraban junto al trofeo que los consagraba campeones- en un rincón de la cancha del estadio Jocay, Alfredo Arias vivía una celebración muy íntima, una en la que dejaba atrás viejos fantasmas que no le permitieron alcanzar antes el título, aunque las estadísticas avalaban el trabajo del entrenador uruguayo. En diálogo con EXPRESO, reveló los aspectos más sobresalientes de la estrella 14.

¿Esta es la revancha que estaba esperando?

No, porque pese a todo lo que sucedió me siento bendecido de poder hacer lo que me gusta y darle una satisfacción a esta enorme hinchada. Hay que tener un cierto temple: no agrandarse tanto cuando vienen estas felicidades, ni achicarse tanto cuando llegan las otras; uno tiene que mantener un equilibrio. No sé si el tiempo me dio la razón, pero estoy seguro que se la dio a los jugadores. Así es el fútbol y no señalo a quienes me criticaron.

En los semestres anteriores no pudo cerrar el círculo como ganador, ¿en algún momento sintió que esta vez la oportunidad también se le escapaba?

Yo confío en el trabajo diario, en no abandonar, pero uno nunca sabe. Me rechina un poco eso de que solo se reconoce al primero. Por ejemplo hoy (el domingo) si no reconocen al Delfín y a (Guillermo) Sanguinetti sería injusto. Lamentablemente vivimos en una sociedad exitista, donde todos creen que solo sirve ganar y solo se debe premiar al primero, lo más lindo es que no miran casa adentro, si son los mejores en su trabajo, si son campeones en la vida. Yo reconozco que he perdido más de lo que he ganado en la vida, pero nadie me ha vencido; no me rindo. A los jugadores les dije que a mí me van a tener que sacar de acá con los pies por delante, que no renunciaría, porque creo en ellos y en nuestro trabajo en conjunto.

¿Qué le faltó para alcanzar antes la meta?

En Emelec ganamos la mayoría (de los partidos) y perdimos muy poquito, pero aún así a veces no alcanza. Es duro para un jugador que gana, gana y gana; luego pierde un partido y con eso el semestre. Hubo una etapa en la que hicimos más puntos que en esta y aún así no nos alcanzó. Afortunadamente este club tiene un presidente como Nassib Neme, quien respalda los procesos, valora el trabajo y nunca se deja llevar por el calor de un resultado.

Hubo un momento fundamental para el grupo: cuando le ganamos a San Lorenzo en la Copa Libertadores y aún así quedamos eliminados en la definición por penaltis. Allí hicimos un click y eso nos sirvió para creer en nosotros.

¿Fue el único factor que levantó al equipo?

El regreso de (Jorge) Guagua y la llegada de (Juan Carlos) Paredes nos permitieron solucionar en un sector donde nos había costado tanto mejorar (la defensa), porque recibimos goles en partidos que merecimos ganar. Tampoco quiero ser injusto y señalar a ese como factor único, porque todos los jugadores han sido importantes; se convencieron de que pueden y salieron airosos en un campeonato muy difícil. Hicimos muchos cambios, rotaciones, hubo bajas por lesión, por suspensión, bajo rendimiento y, sin embargo, nunca bajaron la intensidad de su entrega, por eso es que jugadores como Robert Burbano, quien no había tenido muchas oportunidades, termina siendo decisivo.

¿Cuál fue el obstáculo más difícil de superar?

Ecuador. Dentro de su campeonato, presenta diferencias muy notorias en los rivales, tanto por la capacidad como por la cancha, la variable de la altura, etc. No podíamos ir y presionar al mismo ritmo en la altura y con determinados rivales, por eso le decía a mis jugadores que aquellos que piensan que el fútbol se juega con las piernas son los mismos que piensan que el ajedrez se juega con las manos... esto es cabeza. 80 % cabeza y el resto repártalo como quiera. En el fútbol actual se necesita que los jugadores desde adentro comiencen a leer los duelos individuales, los duelos grupales, las coberturas cuando se defiende y cuando se ataca, también cubrir los cinco carriles de ataque y los cinco de defensa. Todo eso nos costó un poquito.

La euforia del título pasará y hay que mirar hacia adelante, ¿ya definió el tema refuerzos?

Mi deseo es continuar con la mayoría de jugadores, porque el mejor refuerzo es el tiempo. Analizaremos con el presidente y la comisión de fútbol lo que tiene que ver con el plantel y para planificar la pretemporada, que sería en Uruguay. No me quedo en Guayaquil porque llueve mucho a inicios de año y complica el trabajo.

¿Cuáles son las metas fijadas para el próximo año: el bicampeonato o luchar por la Copa Libertadores de América?

En un gigante como Emelec no puedes salir segundo, solo sirve ser primero. El año anterior salí segundo y me querían matar. No prometo nada, simplemente compromiso con el club. El equipo nunca puso excusas, siempre ha peleado campeonato y Copa Libertadores a la vez en los últimos años. Yo no vendo espejitos, no prometo ni uno ni el otro, vamos a competir e ir por todo; sin llorar ni quejarnos, como me enseñaron en Emelec.