Actualidad

La alerta roja no es sinonimo de extradicion

Que una persona tenga difusión roja no significa que será devuelto de inmediato al país que lo requiere. Depende de la legislación de cada Estado y de los convenios de extradición que tengan, señala el exfiscal Fernando Lara.

Anuncio. El ministro Serrano hace todo para traer a los sospechosos.

Que una persona tenga difusión roja no significa que será devuelto de inmediato al país que lo requiere. Depende de la legislación de cada Estado y de los convenios de extradición que tengan, señala el exfiscal Fernando Lara.

El trámite puede durar uno y dos años.

En la página de Interpol se registran al menos 50 nombres de ecuatorianos con difusión roja. Algunos son requeridos por la justicia de Ecuador por asesinato, atropello con muerte, estafa, violación de una menor, drogas.

A ellos se sumarán los nombres de ocho sospechosos de presunto cohecho en Petroecuador. La Policía Nacional ecuatoriana solicitó a la Policía Internacional su búsqueda y localización, anunció el domingo el ministro del Interior José Serrano. Las notificaciones se difunden a los 190 países miembros.

Ellos son el exgerente de Petroecuador y exministro de Hidrocarburos Carlos Pareja Yannuzzelli, su exasesor Arturo Escobar, Juan Andrés Baquerizo, Jaime Baquerizo, Arturo Pinzón, Humberto Guarderas, Fabricio Yannuzzelli y Glenda Meza. Sus bienes en el Ecuador ya fueron incautados el viernes.

Su retorno al país depende de varias circunstancias. Una de ellas es que el Ecuador mantenga convenios de extradición con la nación donde sea localizado y detenido. Otro aspecto es que el ciudadano no posea doble nacionalidad y si la tiene que el país consienta su extradición, asegura Lara.

Según información de la Corte Nacional de Justicia, Ecuador tiene convenios con los países andinos, Mercosur, Bolivia y Chile. También hay acuerdos con Francia, España, Brasil, Australia, Estados Unidos y Perú.

El ministro Serrano manifestó: “Haremos todo lo necesario para traer a estos presuntos responsables a que rindan cuentas ante la justicia ecuatoriana”. Agregó que no sería la primera vez, pues en los últimos cinco años 250 personas vinculadas a delitos han sido detenidas en otras naciones y devueltas al Ecuador.