Actualidad

Albricias

La Navidad y el Año Nuevo son motivo de meditación y buenos deseos, rememorando la llegada de los tres Reyes Magos de Oriente al pesebre donde había nacido el redentor de la humanidad, Jesucristo, con la entrega de presentes.

Albricias es una exclamación de júbilo por un fausto suceso, o el regalo que se daba al primer portador de una buena noticia. Por eso, estando próximos a la Navidad, es justo y necesario que el pueblo ecuatoriano reciba albricias que perduren durante todo el año nuevo.

El año 2017 es electoral en Ecuador, el 19 de febrero votaremos para presidente y vicepresidente de la República, asambleístas y parlamentarios andinos. A último momento se incluyó una consulta política sobre cuentas y bienes en “paraísos fiscales”, para reforzar la campaña electoral del “señor Gobierno”. Todos los candidatos deben saber que Ecuador y sus habitantes queremos albricias... de paz, orden, respeto, honestidad, seguridad, progreso, trabajo, buenas costumbres, cultura y educación, y del buen vivir como lo entendemos todos y no unos pocos. Queremos que se acabe la delincuencia común y la de cuello blanco. Que las leyes sean para todos y no con dedicatoria, que se respete el derecho de todos los sectores. Que no haya confrontación ni odio por diferencia ideológica, de clases, raza, credo o identidad de género. Que se permita el trabajo en forma libre y voluntaria, que impere la voluntad de las partes, sin que sea obligado para quien lo solicite ni para el que contrata, ya sea este por horas, plazo fijo o indefinido. Que se eliminen las sobretasas arancelarias y altos impuestos, el anticipo del impuesto a la renta, los impuestos a la plusvalía y a las herencias, y todas las normas coercitivas y perjudiciales para el fomento de trabajo y riqueza. Que impere la libertad de expresión, opinión e información; la autonomía universitaria en sus actividades académicas, de gobierno, organizativa, económica y de cátedra, respetando a los sectores público y privado.

Ojalá que el nuevo año nos traiga estos buenos deseos, y con un nuevo Gobierno podamos con júbilo decir: ¡Albricias!

colaboradores@granasa.com.ec