Ajedrez: el deporte supervivencia

  Actualidad

Ajedrez: el deporte supervivencia

Historia. Ecuador tiene un Gran Maestro (Carlos Matamoros) y dos Grandes Maestras (Martha Fierro y Carla Heredia), los títulos más importantes de hombres y mujeres.

Historia. Ecuador tiene un Gran Maestro (Carlos Matamoros) y dos Grandes Maestras (Martha Fierro y Carla Heredia), los títulos más importantes de hombres y mujeres.

En la disciplina existe una jugada llamada jaque perpetuo. La partida entra a un círculo vicioso de jaques que uno de los rivales no puede evitar. Al final no hay ganador, terminan ahogados y con un resultado tablas. Una historia similar sucede en el ajedrez de Ecuador: estancado entre la esperanza del talento de sus representantes y las limitaciones económicas en su federación.

El ajedrez, como la mayoría de los deportes, demandan una inversión de tiempo y dinero. Lo real es que con el desarrollo del deportista empiezan mayores necesidades, sobre todo las económicas. Los ajedrecistas señalan a FEDA (Federación Ecuatoriana de Ajedrez) como la responsable de que este atenuante obligue a deportistas locales de élite buscar otras alternativas o países, aunque ellos reconocen que hacen todo lo posible pero “que no hay mucho presupuesto”.

Quejas por no tener uniforme, pagos atrasados, penalizaciones por materia de hospedaje, rendición de cuentas de autogestión y descuidos.

Carla Heredia y Anahí Ortiz representaron a Ecuador en las Olimpiadas en Batumí, Georgia, el año anterior (el ajedrez no está en el ciclo olímpico por lo tanto no es parte de los JJ.OO. tradicionales) y al igual que en el de 2016, no tuvieron uniformes y se quejaron de un pago atrasado. “En las últimas dos olimpiadas no teníamos ni uniforme, yo de presidente pago de mi sueldo una camiseta. En 2016 tuvimos que pagarnos nosotros mismos el pasaje y nos pagaron mucho después”, explicó Heredia.

Ortiz, de 18 años, es una de las promesas de la disciplina. El presidente la considera su “estandarte”, aunque ella siente lo contrario. “La verdad es que aquí no se puede seguir de carrera y vivir del ajedrez. Estoy pensando en ir a EE.UU. que allá es bien considerado, aparte no siento respaldo, obtuve un título de Maestra Internacional y todavía no me lo entregan”, aseguró.

Ella obtuvo una participación directa al Mundial que será en Rusia este año, y el presidente de la FEDA, Emilio Bastidas, le mostró a EXPRESO el detalle de la aprobación de 5 mil dólares para su viaje (otorgados por la Secretaría). Asimismo, los correos solicitando la entrega del título que le corresponde a la deportista.

Y es que de la mayoría de incógnitas que fueron planteadas para este reportaje, la FEDA, en su mayoría tuvo un respaldo formal. Lo que también invitó a hacer a los deportistas, si tienen una interrogante, la vía no es WhatsApp, sino una carta al ente deportivo.

Por ejemplo, Junior Zambrano -un proyecto en bruto del ajedrez y su padre, son una pareja especial para el presidente. El padre del deportista habló con este Diario y aseguró que le dieron un dinero correspondiente para ir a participar a Cuba luego de “tanta insistencia” de él, y que no le pagaron completo.

Pero en el modesto archivero de la Federación, la ejecutiva financiera mostró la liquidación de 700 dólares (desglosada en dos pagos, uno de 400 y otro de 300), el pasaje no reflejaba porque eso lo compraron aparte. Las bases del torneo que ganó, también mostradas, explicaban de un monto hasta de 1.300 dólares. Por lo que estaba todo en orden. Agregó que el padre pidió los viáticos sin respaldo (facturas etc.) y que él no iba a dárselos por lo que nació su queja.

Lo que no coincidió fue en la argumentación a otro pedido. Óscar Moreno envió, formalmente, un pedido a que se exima la penalización para los deportistas que no contratan el paquete de hospedaje oficial.

Bastidas reconoció que el torneo es de FIDE Américas (Confederación de Ajedrez de América) y que esos reglamentos no dependen de ellos.

“La gente debe investigar. Métanse a la página de la FIDE América, su reglamentación, y busquen las bases del torneo, porque todos tienen diferentes. Conseguimos la penalización para que la bajen a 70 dólares a los ecuatorianos”, sumó.

Decidimos hacer el ejercicio y en las Regulaciones para el Festival Panamericano de la Juventud (torneo que se jugará en julio), que está vigente desde 2017, se halló en el detalle de Regulaciones Financieras: el inciso 5.1. habla, en resumen, de que la organización deberá proveer a los deportistas que clasificaron directo, sin inscripción, “alojamiento (en habitaciones dobles compartidas con baño y / o ducha) desde el día oficial de llegada hasta la noche anterior al día oficial de salida”. En el 5.2, que los que no gozan de este privilegio, serán responsables de su alojamiento, aunque la organización debe ofrecer paquetes a “precios razonables y favorables”.

A lo que nunca se refiere es a la regla sobre una penalización obligatoria, al no elegir la opción del organizador.

Jacqueline Bosch, quien se retiró en 2016 siendo parte del equipo olímpico de Ecuador “por falta de apoyo”, explica que por situaciones como estas exigen que algún órgano de control regule las actividades en la FEDA.

“Ellos hacen autogestión, reciben dinero del Gobierno, de la FIDE (Federación Internacional de Ajedrez) en olimpiadas, de qué forma podemos saber en qué lo invierten”, explicó.

La FEDA mantiene una deuda con FIDE, hoy de “12 mil euros”, y que estaba en 25 mil cuando Bastidas asumió el cargo en 2015. Según el titular de la Federación, FIDE, que da un subsidio de casi 10 mil dólares de viaje para olimpiadas, no le entrega esos valores a Ecuador por la deuda pendiente.

Y sobre los controles económicos, supo desglosar que la Secretaría del Deporte, mediante el POA (Plano Operativo Anual) regula lo que invierte en la FEDA, asimismo cuando entrega dinero para torneos. Mientras que por autogestión, se revisa en el directorio y asamblea de la federación con los clubes registrados.

Aunque en la entrevista se solicitaron y entregaron varios documentos, los de autogestión no se recibieron porque “tendría que hacer un reporte, no tengo la más mínima idea”, dijo Bastidas, que aseguró mostrarlos mañana a EXPRESO.

El subsecretario de Deporte, Roberto Ibáñez, fue franco en la posición en la que se encuentra su organismo con el ajedrez, que al no ser un deporte olímpico, sus representantes no pueden ser parte del Plan de Alto Rendimiento y sus beneficios.

Ellos entregan “69 mil dólares que se dan en POA y en proyectos de inversión alrededor de 15 mil dólares, casi 85 mil dólares al año” a la Federación, pero reconoce que no puede satisfacer las necesidades de los 1.200 ajedrecistas registrados en la Federación y que “no solo es una realidad en el país sino en la región”.

Mientras Bastidas prepara el torneo más importante del 2019 (Panamericano juvenil) y la Secretaría ayuda hasta donde puede, las necesidades de ajedrecistas élite aumentan en un deporte hecho para la supervivencia.

El problema de los árbitros

Otro punto que fue remarcado fue la participación constante del hermano del presidente de la Federación Ecuatoriana de Ajedrez en los torneos.

“Aquí se lo escoge por carácter familiar, yo estoy calificado y rara vez nos han tomado en cuenta, el que siempre arbitra es su hermano generalmente. Yo estoy con disponibilidad de tiempo, pero ya estamos a mitad de año y no he sido tomado en cuenta”, explicó el árbitro con título internacional José Luis Quishpe.

Emilio Bastidas explicó que la razón por la que su hermano aparece repetidamente, es porque los otros no están actualizados y hasta se han ganado multas.

“Hay pocos árbitros en el país, hemos trabajado con varios pero causan muchos problemas. FIDE me multó por poner a un árbitro sin licencia activa. Mi hermano es de los pocos que la tienen en el país (hay seis). Hay tres que te causan problemas, el uno no respeta horarios, el otro se pone a beber en los torneos. Además mi hermano (Jaime) se actualiza y el sistema ha cambiado una barbaridad”, sostuvo.

Los árbitros ganan entre 70 y 100 dólares al día por competencia. Hay torneos de tres días, como hay otros que se extienden hasta ocho.