Aires nuevos en la Asamblea Nacional

  Actualidad

Aires nuevos en la Asamblea Nacional

La elección de autoridades mueve a los partidos. El correísmo dirigirá la primera sesión del pleno. La ID niega apoyo a cualquier candidatura de UNES

Asamblea- Litardo- presidencia
Pierina Correa, Salvador Quishpe y Wilma Andrade presidirán, en ese orden, la primera sesión de la AsambleaÁngelo Chamba / EXPRESO

Los resultados electorales del 11 de abril también desinflaron las aspiraciones del correísmo en el Legislativo. El presidente de la Asamblea Nacional, César Litardo, inició ayer el proceso de transición con los asambleístas que asumirán desde el 14 de mayo próximo.

Para eso convocó a los tres legisladores más votados del país: Pierina Correa de la alianza Unión por la Esperanza (UNES); Salvador Quishpe de Pachakutik (que llegó tarde); y Wilma Andrade de la Izquierda Democrática, a quienes explicó cómo debe ser el desarrollo de la primera sesión del nuevo parlamento.

tce- elecciones- pachakutik

El PSC advierte a los jueces del TCE con iniciar trámite legal si impiden elección de candidato a asambleísta en Manabí

Leer más

Quedó claro que, al menos por unos minutos, el correísmo dirigirá el pleno por tener a la asambleísta con la votación más alta. Sin embargo, eso no le garantiza que alcanzará la presidencia de la Asamblea y se empezaron a definir las primeras posturas.

Los acuerdos con el Gobierno se deben dar de forma transparente y abierta ante la ciudadanía.

Wilma Andrade,
​asambelísta por la ID

Andrade adelantó que la ID no apoyará a ningún nombre que provenga de UNES para dirigir a la Asamblea y se mostró más bien abierta a lograr algunos acuerdos legislativos con el bloque de CREO y el Partido Social Cristiano (PSC).

“Nosotros vamos a intensificar los diálogos con el bloque oficialista para poder llevar adelante las propuestas que lidera el presidente electo Guillermo Lasso”, señaló.

La Izquierda Democrática y Pachakutik tiene adelantados diálogos para lograr un acuerdo legislativo, que podría alcanzar la elección de autoridades en la Asamblea, en el que Andrade espera se “mantenga firme” el brazo político del movimiento indígena.

No nos aferramos a una posición y vamos a seguir dialogando con otros bloques para tener acuerdos

Consultado sobre el tema, Quishpe dijo que su organización política está abierta a dialogar con todos los bloques legislativos, sin excepción, para tener un consenso sobre la elección de presidente y vicepresidente de la Asamblea, pero todo giraría en torno a su candidatura o la de Guadalupe Llori, que son los dos nombres que ha dado Pachakutik.

César Litardo

La Asamblea justifica sus compras finales para tener una 'transición ordenada'

Leer más

“Muchas veces me han preguntado si voy a dialogar con aquellos que me maltrataron y yo les digo que no estamos aquí para vivir recordando los problemas de la historia”, dijo Quishpe.

Consciente de que parte en desventaja, Pierina Correa optó ayer por hacer un llamado a la unidad y madurez política de los asambleístas porque ningún bloque, por sí solo, tiene los votos suficientes para elegir a las autoridades del Legislativo.

En este momento, conversar con todos, incluyendo el Ejecutivo, no es opción, es una obligación.

Salvador Quishpe,
​asambleista por Pachakutik

Reconoció que los diálogos con otras organizaciones políticas sufrieron un frenazo hasta conocer los resultados de la segunda vuelta. “Muchos señalaron, con justa razón, que esperarían la definición del 11 de abril, la elección del binomio presidencial, para sentarse a conversar”, explicó Correa.

Esa no es la única incertidumbre que ronda a la nueva Asamblea. Una más inmediata es la modalidad en la que se llevará a cabo la sesión. La ley establece que esta primera reunión debe ser de forma presencial, pero Litardo espera que hasta hoy el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional emita las directrices de bioseguridad que regirán a esta plenaria.

En el Legislativo se barajan varias opciones: que puedan llegar todos los asambleístas elegidos al pleno que ya ha sido separado con acrílicos entre curul y curul; que acudan de forma presencial los tres más votados para dirigir la sesión y el resto lo hagan vía telemática; o que esta reunión se la haga completamente virtual, como ha venido trabajando la Asamblea.