Actualidad

La afluencia de viajeros por el feriado no fue la esperada

Feriado. Así lucía ayer la fila de viajeros hacia los balnearios.

En diciembre, la Terminal Terrestre de Guayaquil movilizó a 2’050.000 personas, un nuevo récord para la entidad, de la que, a diario, salen centenares de buses a todo el país.

Sin embargo, entre ayer y hoy, el cálculo de movilizaciones estimado para este feriado no parecía superar los 300 mil viajeros esperadas para la fecha. Por lo menos, así lo indicaron funcionarios de distintas cooperativas de la urbe.

“Esperábamos gente en una cantidad parecida a la que recibimos en Carnaval”, comentó Mayra Soto, de la agencia CLP. “La gente llegó, especialmente entre las 07:00 y las 09:00, pero no ha sido como otros años”.

Las mallas de separación, colocadas junto a las taquillas de las cooperativas de buses que hacen la ruta hacia General Villamil y las playas de la provincia de Santa Elena también lo demostraban.

Estas, habitualmente llenas con largas columnas de viajeros, ayer no alcanzaban ni el 50 % de su capacidad.

Los destinos más solicitados fueron Portoviejo, Esmeraldas, Quito, Ambato y Cuenca.

A estos sitios se vendieron boletos con anticipación, no obstante, la mayoría de ellos se otorgó a nativos de los distintos sitios, más no a turistas.

“El año pasado venían personajes de Estados Unidos o Europa a las playas de Manabí para Año Nuevo, pero este año no ha sido igual. La mayoría de la gente que ha venido son personas que van a visitar a sus familias”, comentó Carlos Zambrano, conductor de la cooperativa Rutas Portovejenses.

Pese a esto, las rutas más solicitadas habían aumentado el número de sus frecuencias para no contar con problemas en la demanda de pasajes. MTN