El aeropuerto reduce sus destinos directos

  Actualidad

El aeropuerto reduce sus destinos directos

Desde Guayaquil cada vez se vuela a menos sitios. Crece la dependencia de Quito. El flujo de viajeros se ha estancado.

Destinos. Algunas aerolíneas nacionales e internacionales han suspendido rutas y destinos debido  a la poca rentabilidad que les genera.

Volar desde Guayaquil hacia distintas partes del Ecuador tiene sus limitaciones. Entre 2016 y 2018, la aerolínea Tame, que es la que tiene más vuelos internos, sacó del mercado las rutas hacia Esmeraldas y Latacunga y en los próximos días hará lo mismo con los vuelos hacia Cuenca.

Las decisiones, sustentadas en la “baja demanda y priorización de rutas más rentables”, deja a los guayaquileños con menos opciones para trasladarse dentro del país, pues además de la ruta a Loja que es operada por Tame, las otras dos aerolíneas (Latam Ecuador y Avianca Ecuador) han preferido fijar sus objetivos en Quito y dos destinos de Galápagos.

En el ámbito internacional, la empresa Iberia dejó de salir desde Guayaquil en abril del año pasado, priorizando la ruta Quito-Madrid-Quito, pues la conexión con el Puerto Principal implicaba incurrir en dobles gastos, según precisó en ese entonces Bryan Thompson, gerente comercial de Iberia. Años antes las aerolíneas Continental, Delta y Latam también dejaron de conectar a la ciudad con Houston, Atlanta y Buenos Aires, respectivamente.

En el caso de la ruta a Madrid, la demanda fue cubierta por Latam y por Air Europa, que llegó a finales de 2016. Los pasajeros que desean volar con Iberia deberán hacer un trasbordo en Quito. Lo mismo sucede con la ruta hacia Nueva York y Lima, que en 2017 dejó de operar desde Guayaquil con Tame. La única forma de viajar a esos destinos es con Latam o Avianca (en el caso de Perú) o realizar conexiones en Quito, Panamá o Bogotá.

Para Nicolás Larenas, analista aeronáutico, una de las causas que ha derivado la salida de aerolíneas y rutas desde o hacia Guayaquil es la falta de mercado. “La ciudad debería estar creciendo, no desplazándose. Iberia no debió haberse ido, sino que debió quedarse pese a la llegada de Air Europa”, acota.

El experto menciona que debido a las pocas conexiones que hay entre Guayaquil y otras ciudades del Ecuador, los turistas, especialmente extranjeros, prefieren llegar a Quito, lo que a su vez obliga a las aerolíneas a priorizar los vuelos hacia la capital. Desde Quito se puede salir hacia Lago Agrio, El Coca, Esmeraldas, Manta, Santa Rosa, Cuenca, Loja, Salinas, Guayaquil y Galápagos.

Nicolás Romero, gerente general de Autoridad Aeroportuaria de Guayaquil, explica que el número de pasajeros nacionales ha disminuido en los últimos años, y no solo en la ciudad. “Es una cantidad realmente considerable y esto se debe básicamente a lo caro que están ahora los pasajes entre Guayaquil y Quito y a la crisis económica”, menciona.

Además, indica que debido a esos altos costos impuestos por las compañías ha obligado a los viajeros a trasladarse más en carro. Actualmente entre Guayaquil y Quito hay 164 vuelos semanales (un promedio de 24 diarios), lo que a decir de Romero, es una cifra muy baja comparada con años anteriores.

El Daular

Capacidad de pasajeros

El aeropuerto de Guayaquil tiene la capacidad de albergar hasta 7 millones de pasajeros anuales. Sin embargo, en 2016 la cifra solo llegó a 3’749.467.

Según Larenas, esto aleja la necesidad de apostar por un nuevo proyecto. “El Daular tendrá capacidad para 10 millones, pero si aún no se llega al cupo del actual podría estar sobredimensionado”.

El alcalde Jaime Nebot ha indicado que el proyecto depende de la necesidad que tenga la ciudad de construir un nuevo aeropuerto.

html