Los adoquines y el asfalto dan problemas por igual

  Actualidad

Los adoquines y el asfalto dan problemas por igual

Moradores denuncian que las piezas se desprenden de la calzada. Los baches provocan daños y accidentes entre los vehículos

Baches-centro- quito
Los moradores de San Juan, en el centro de Quito, piden una solución definitiva a este problema que ha generado accidentes de tránsito y con los peatones.Gustavo Guamán/EXPRESO

Si el pésimo estado del asfalto en las calles de Quito ya es un dolor de cabeza para sus habitantes, el malestar por las calzadas adoquinadas no se queda atrás. Los usuarios dicen que “más se demoran en poner los adoquines que en dañarse”.

EXPRESO recorrió algunos sectores de la capital en los que se ha usado ese material para corroborar el estado de estas vías. En el barrio 8 de Noviembre, en el sur, dos choferes hablaban precisamente de los daños que ocasionan los enormes baches a sus vehículos. “No hay repuesto que dure. Se afectan, sobre todo, los amortiguadores”, dijo Aníbal Carrillo, morador de la zona.

QUITUMBE SUR

Renacen Quitumbe y su zona rosa, en el sur de Quito

Leer más

La calle Caranqui conecta con la avenida Mariscal Sucre y, de vez en cuando, es utilizada como desfogue hacia la Cima de la Libertad. Los moradores de esa zona comentaron que no hay mucha carga vehicular y que, aun así, el readoquinado realizado hace pocos meses se encuentra en mal estado.

Fernando Cisneros agregó que en las épocas de lluvia es cuando más se dañan las calles. “Hace un par de años hasta se hizo un hueco y un carro se cayó”, comentó.

Carolina Rodríguez, gerente de Obras Públicas del Municipio de Quito, explicó que el adoquinamiento se realiza especialmente en las calles que son empinadas para que el asfalto no se corra en la calzada. “Colocamos bermas de concreto para que se sostengan los adoquines”, agregó.

baches- centro- Quito
Daños. Los vehículos grandes y pequeños deben hacer maniobras para evitar caer en los baches que generan el desprendimiento de las piezas.Gustavo Guamán/EXPRESO

Es por ello que la mayoría de molestias se genera en barrios como San Juan, en el centro de Quito, que cuenta con subidas muy pronunciadas. En la calle Carchi sí hay afluencia de vehículos, demasiada para los moradores, pues por allí circulan varias líneas de buses, carros particulares, los camiones que venden gas y hasta algunas volquetas.

“Creo que no dejan bien puestos los adoquines”, dijo Rocío Puetate, moradora de este tradicional barrio de la ciudad. En la pendiente se puede ver cómo van quedando grietas, a pesar de las bermas de concreto colocadas.

79b09db2-a020-4008-9c90-3245402f65bc

La venta de autos crece en la ciudad a la par del tráfico

Leer más

En la calle Guatemala, ubicada un poco más hacia el norte, hicieron un readoquinamiento recientemente. La situación es igual: piezas corridas hacia abajo, rotas o simplemente ya no están.

Jorge Torres, morador del sitio, cuenta que allí los accidentes de tránsito son algo cotidiano. “Es mejor andar con cuidado porque al evitar los baches, los conductores no ven a los que vienen por la intersección y se chocan”, agregó.

También ha habido personas atropelladas y algunos desencuentros entre conductores por evitar que sus vehículos se golpeen en la vía. “Lo peor es que este panorama no es solo aquí, está en toda la ciudad. Lo raro sería que alguna no tenga problemas”, reclamó.

La gerente de Obras Públicas explicó también que los trabajos de adoquinado no están todos bajo la responsabilidad de la entidad que dirige. “Son las Administraciones Zonales las encargadas, nosotros hacemos reparaciones”.

Además, aclaró que los materiales cumplen con todas las normativas y que los hundimientos se producen por fallas en la estructura de la vía. Otro factor es que en los estudios previos al trabajo de adoquinado no se contempló el aumento del tráfico vehicular.

Mientras que los vecinos dicen que necesitan circular por “calles que no se rompan a la primera lluvia” y que si las hacen, que las autoridades las hagan bien.