Acuerdo con el FMI no requiere venia legislativa

  Actualidad

Acuerdo con el FMI no requiere venia legislativa

Ayer, el organismo señaló que el país no ha pedido ayuda formalmente. El Comité de Deuda deberá tomar la decisión.

Christine Lagarde, actual directora del organismo.

El Gobierno todavía no se anima a dar el salto. Ayer, el Fondo Monetario Internacional (FMI) confirmó que Ecuador no ha solicitado un acuerdo con el organismo.

La declaración provino de Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), durante la conferencia de prensa sobre el panorama económico de la región que se realizó ayer.

En estos días, un acuerdo entre Ecuador y el FMI aparecía como cercano tras el encuentro que tuvieron Christine Lagarde, directora del organismo, con el presidente de la República, Lenín Moreno y ministros de Estado, en el Foro Económico Mundial que concluyó ayer, en Davos (Suiza).

“El día en que soliciten un programa trabajaremos de manera intensa, lo más rápido posible con las autoridades”, sostuvo Werner.

El discurso del Gobierno no ha variado en los últimos meses: mientras el FMI acompañe su plan económico acudirán al organismo con condiciones que favorezcan al país.

¿Cuál es el camino que debería recorrer Ecuador para lograr un acuerdo con el organismo? El mismo Fondo resume que pedir un préstamo requiere de cinco pasos (ver gráfico).

En términos generales, para solicitarlo, la nación debe estar en dificultades financieras. Luego de que el país pida ayuda al organismo, las autoridades del país y del Fondo acuerdan un plan de recuperación económica que será respaldado por un préstamo.

El personal técnico del FMI presenta el plan al Directorio Ejecutivo del organismo, que deberá respaldar la aprobación del préstamo. Finalmente, se efectúa uno de los desembolsos de dinero.

La pregunta sigue siendo cuándo Ecuador pedirá ayuda. Alejandro Arreaza, economista de Barclays Capital para América Latina, cree que Ecuador cerrará un acuerdo con el FMI a mediados del año, como una previsión para pagar el vencimiento del bono 2020. Es decir, deuda por 1.500 millones de dólares que deberá cancelar en marzo del próximo año.

Según Arreaza, por ahora Ecuador todavía tiene un margen para conseguir financiamiento a través de multilaterales y deuda interna. “Por lo general, la mayor parte de necesidades de financiamiento están concentradas en el último semestre del año”, dijo el analista, desde Nueva York.

En caso de que Ecuador requiera ir al FMI, ¿qué pasará casa adentro? ¿Deberá pedir la autorización de la Asamblea Nacional u otra entidad? El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) señaló ayer a EXPRESO que un acuerdo financiero con el FMI, para cualquier país, implica el seguimiento de una hoja de ruta para ajustar parámetros de la economía, que posteriormente, conforme su aplicación, puedan servir para la obtención de una línea de financiamiento.

“En ese caso, será el Comité de Deuda y Financiamiento quien apruebe la contratación de dicha línea, no la Asamblea Nacional, ya que solo podría requerirse su visto bueno siempre que un acuerdo comprometiera la soberanía del país”, aseguró la entidad, a través de correo electrónico.